Marcha de Durban reclama cambio radical

Posted on 04 December 2011 by admin

Por Kristin Palitza

DURBAN, Sudáfrica, 3 dic (IPS) Con ruidosos cantos, miles de personas recorrieron las calles de la ciudad sudafricana de Durban hasta la sede de la cumbre de las Naciones Unidas sobre cambio climático para reclamar “una inmediata y drástica” reducción de emisiones de carbono destinada a salvar el planeta.

En este sábado 3 de diciembre, Día Mundial de Acción, manifestantes de organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales y de grupos de trabajadores, mujeres, jóvenes, académicos, religiosos y ecologistas se unieron para hacer oír ante los gobiernos del mundo la demanda de una acción firme de combate al cambio climático.

En esta ciudad del este de Sudáfrica se celebra desde el 28 de noviembre hasta el 9 de este mes la 17 sesión de la Conferencia de las Partes (COP 17) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).

“Pedimos un cambio de 100 por ciento. Hoy nace un poderoso movimiento que desafía a las naciones ricas del mundo”, dijo el integrante del comité organizador del Día Mundial de Acción, Desmond D’Sa. “Los dirigentes mundiales discute la suerte de nuestro planeta, pero están lejos de lograr una solución al cambio climático”.

Es hora de que los negociadores escuchen la voz de la gente común, dijeron los manifestantes. Algunos portaban pancartas con las leyendas “Nunca confíes en la COP 17″, “Unidos contra el cambio climático”, “Justicia climática ya” y “Aseguremos la supervivencia de las futuras generaciones”.

Había en la calle el sentimiento generalizado de que la gente común sigue excluida de debates cruciales sobre asuntos que afectan sus vidas.

“Queremos que el uno por ciento que está dentro (de la conferencia) escuche lo que tiene para decir el 99 por ciento que está afuera”, explicó Bobby Peek, uno de los organizadores de la protesta y director de Amigos de la Tierra África. “Reclamamos cortes inmediatos y drásticos de las emisiones a los países ricos que han causado el cambio climático”.

Era palpable el disgusto sobre el avance lentísimo de las negociaciones en la primera semana de la COP 17, mezclado con el temor de que la cumbre termine sin resultados tangibles.

Peek sostuvo que estaba muy decepcionado por el estado de las conversaciones. “Fue una semana desastrosa. No hay señales de avance en metas” de reducción de las emisiones que están causando el calentamiento global, aseveró.

El director ejecutivo de Greenpeace, Kumi Naidoo, acusó a Estados Unidos por no haber ratificado nunca el Protocolo de Kyoto, el único instrumento internacional obligatorio para abatir la contaminación climática.

“Esto no es un ensayo general. Esta semana de beligerancia, riñas y puñaladas por la espalda debe dar paso a acuerdos reales sobre el futuro del planeta. Quienes no estén interesados en salvar vidas, economías y ambientes, como Estados Unidos, deben apartarse y permitir avanzar a los que tienen voluntad política”, dijo Naidoo.

Una ruidosa columna de manifestantes se dirigió desde el centro de Durban hasta la entrada del Centro Internacional de Convenciones, donde se celebra la COP 17, para entregar a la secretaria ejecutiva de la CMNUCC, la costarricense Christiana Figueres, una lista con todos los puntos que los gobiernos deberían lograr antes de que concluya la reunión:

  • Asegurar que el punto más alto de emisiones mundiales de gases de efecto invernadero se alcance en 2015.
  • Prorrogar el Protocolo de Kyoto y asegurar que contenga un mandato para establecer un amplio instrumento legalmente obligatorio.
  • Entregar la financiación necesaria para hacer frente al cambio climático.
  • Establecer un marco de protección para los bosques de los países en desarrollo.
  • Asegurar la cooperación mundial en materia de tecnología y financiación energética.
  • Asegurar un sistema internacional transparente para medir y fiscalizar los compromisos y acciones nacionales.

Los activistas criticaron a las naciones ricas e industriales por usar la crisis económica mundial como excusa para dar prioridad a los intereses nacionales sobre los internacionales. Tras una semana de conversaciones, sigue sin saberse cómo se obtendrán los recursos para financiar proyectos de mitigación y adaptación, particularmente cruciales para los países pobres.

“Por ahora no sabemos de dónde vendrá el dinero. Hay un verdadero riesgo de que nos vayamos de Durban con los bolsillos vacíos. Y este fracaso se medirá en vidas, economías y hábitats”, advirtió el coordinador de política climática de Greenpeace, Tove Ryding. “Si los gobiernos no avanzan, el acuerdo final estará desprovisto de toda capacidad de proteger el clima”.

La marcha de este sábado interpela especialmente a los ministros y jefes de Estado y de gobierno que empezarán a llegar a la cumbre el lunes 5.

“No podemos seguir hablando y perdiendo el tiempo”, apuntó el coordinador de ActionAid Internacional, Harjeet Singh. “Marchamos hoy para mostrar nuestra indignación. Queremos dejarles a los ministros un mensaje claro: No pueden seguir poniendo pretextos”. (Fin)

Leave a Reply

Download Terraviva PDF File       Download Terraviva PDF File
Download Terraviva PDF File       Download Terraviva PDF File
 

Busan and Durban | News from the other negotiation
 

Photos from our Flickr stream

See all photos

With the support of

 
 
       

 

 

SOCIAL MEDIA