Este blog es una iniciativa de la agencia de noticias IPS y de su corresponsal en Bogotá, Constanza Vieira.

Carta desde Antioquia

13 de febrero de 2008

Desde el departamento más golpeado por el paramilitarismo, llegó hoy una carta de Producciones El Retorno, área de comunicaciones de la Asociación Campesina de Antioquia.

Inicia con una bien merecida diatriba a la prensa colombiana, del columnista –antioqueño- Alberto Aguirre. Al final, links a una diciente selección de vídeos.

“…Eso es lo triste del periodismo colombiano, que se queda mudo ante las insolencias, las falacias y las bufonerías del poder. Pero sí baten el botafumeiro para envolver en el incienso de la adulación al Príncipe. Los periodistas forman parte de la comitiva presidencial, y en esta condición, hacen el papel de cortesanos, de ujieres, de palafreneros, de lameculos o, si toca, de tirabeques. Un periodista no debe formar parte nunca de la comitiva presidencial. El periodista se define frente al Poder, no al lado del Poder… y es aun más triste el silencio mudo de la Gran prensa. El estado de lambonería es correspondiente con el estado de abyección”.

Alberto Aguirre – Periodista colombiano (“Prensa Tartamuda” en Revista Cromos, agosto 18 de 2003, p.12)

Vamos al camino del 6 de marzo

Producciones EL RETORNO

Cuando marcharon los estudiantes eran vándalos, cuando marcharon los cocaleros del sur del país eran guerrilleros, cuando marcharon los desplazados el 18 de julio del año pasado exigiendo Vida, Tierra y Dignidad ni siquiera aparecieron en los medios, cuando marchó la Comunidad de Paz de San José de Apartadó para recordar a sus muertos y conmemorar sus diez años de existencia, los equipos periodísticos no llegaron y el país poco o nada supo del acto de memoria que cientos de campesinos en resistencia civil le hicieron a sus familiares, amigos y compañeros asesinados por una estrategia de guerra que no distingue a los civiles y que desde los mismos batallones militares protege, encubre y traza planes de exterminio.

Nunca podremos comprender lo que nos sucede con el tipo de medios que nos informan, propagadores de una libertad de expresión atada de manos y pies a la primera y más importante de las libertades en el mundo actual: la del mercado. La información se vende como el agua, embotellada, sellada, con apariencia de transparencia y sin calorías, ligera, rápida y oportuna. Nos embomba todo el día, se repite en todas partes y se basa en las mismas fuentes, no estamos informados, vivimos saturados de imágenes y relatos confusos, coyunturales casi todos, desde los cuales nos es imposible discernir el complejo panorama de nuestros conflictos sociales. La información se vende como la Coca-Cola, oscura y manipulada, dañina pero enviciante.

Los hechos no se informan en el tiempo ni en el espacio, no tienen contextos, cada día trae su afán en el universo mediático, cada jugada trae sus consecuencias en el mundillo político, los grandes medios endiosan a sus amos y apabullan a sus súbditos, los duermen o los despiertan cuando mejor les convenga.

Un mes antes de la marcha del 4 de febrero en Colombia, contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, los medios acogieron la propuesta nacida de un grupo “espontáneo” en Internet y se la jugaron toda. Repitieron una y otra vez las palabras de dolor que los secuestrados por las FARC le escribieron a sus familiares, fueron capaces de convocar y movilizar a todo el país en el debate sobre el secuestro, sobre las inhumanas condiciones en que viven los políticos, militares y civiles en poder de la guerrilla de las FARC. Una dura y cruda verdad se utilizó por los medios y sus dueños para tapar otra no menos cruel pero que los compromete directamente y puede conducir a conclusiones mucho más dramáticas sobre la real dimensión del terror paramilitar en Colombia.

Era inocultable el escándalo paramilitar el año pasado en los medios masivos de comunicación, las altas cortes comenzaban a comprobar que lo dicho desde hace tantos años por organizaciones sociales, no gubernamentales y de derechos humanos era cierto: políticos, polícias, militares, jueces, fiscales, notarios, empresarios, multinacionales y abogados se unieron con el poder feudal de los narcotraficantes en varias regiones del país para “defenderse de la amenaza comunista” y con el total silencio del Estado masacrar comunidades enteras para establecer sus proyectos de desarrollo y para apropiarse de las mejores tierras.

El horror paramilitar en Colombia ha dejado cientos de miles de víctimas que han sido perseguidas, ignoradas y silenciadas. Esos dolores no tienen rostro permanente en los noticieros de los dos canales privados de Televisión en Colombia, esos gritos desesperados por justicia y verdad no caben en las agendas informativas de dos empresas que responden a la ley del mercado y a los bolsillos de los dos grupos económicos más poderosos del país. La historia real sólo la puede contar la víctima, el guerrero siempre difundirá las noticias de las atrocidades de su enemigo y tratará de hacer olvidar las suyas.

El Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado en Colombia ha convocado a un homenaje a las víctimas del paramilitarismo para el próximo 6 de marzo, así mismo dirigió una carta al director de noticias de Radio Cadena Nacional (RCN) para informarle de la movilización e invitarlo a que la convocatoria tuviera en su medio el mismo eco que tuvo la marcha del 4 de febrero contra las FARC.

Algo han dicho pero poco, el gobierno dice que la marcha es organizada por la guerrilla y algunos columnistas le apuestan al fracaso y se preguntan si la gente odiará tanto a los jefes paramilitares como a “Tirofijo” o al “MonoJojoy”, los jefes de las FARC.

Siempre hemos marchado al lado de las múltiples víctimas de crímenes de lesa humanidad que también suceden en Colombia como la desaparición forzada, la masacre y el desplazamiento forzado, cuyo drama es uno de los más complejos del mundo.

El 6 de marzo estaremos de nuevo a su lado, para hacer memoria de una historia inconclusa, sesgada y manipulada. Para hacer eco de los gritos que en medio de la impunidad que reina exigen que se haga justicia, se diga la verdad y se reparen los daños ocasionados por quienes detentan el poder en lo más alto y han sido ciegos ante un dolor que no los perturba porque no lo ven o porque simplemente no les importa.

Vamos al camino el 6 de marzo por tantos y por tantas desterradas, por los que resisten en sus territorios, por los que nunca han sido escuchados, por los desparecidos, por los pueblos originarios, por la tierra que también es víctima de la voracidad del poder. Por la verdad, por la libre información, por los periodistas asesinados o exilados por hacer su trabajo con ética y dignidad, por la memoria en tiempos de histeria colectiva.

Medellín, 12 de febrero de 2008.

Producciones EL RETORNO
Área de Comunicaciones – Asociación Campesina de Antioquia

 

ALGUNOS GRITOS QUE NO TRUENAN EN LOS GRANDES MEDIOS:

- Los familiares de las 16 personas desaparecidas por grupos paramilitares en la vereda La Esperanza en 1996 marcharon para honrar la memoria de sus desaparecidos

- Las víctimas realizan una marcha en Medellín para exigir Verdad, Justicia y Reparación

- Los desplazados marcharon el 18 de julio de 2007 por Tierra, Vida y Dignidad

- Las víctimas del paramilitarismo en Antioquia dan inicio a la campaña “Memorias contra el silencio y la impunidad” – Audiencia de Versión libre del jefe paramilitar Salvatore Mancuso

- Un Tribunal Internacional de Opinión, realizado el pasado mes de noviembre en Bogotá, señaló al Estado colombiano como responsable del desplazamiento forzado en Colombia

- 8 Estrategias para la Verdad, la Justicia y la Reparación – Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado MOVICE – 2006

- Lo que provocan los medios y no nos lo muestran – Lo que no vimos de la marcha del 4 de febrero

Escrito en : Civiles en la mira,El fin justifica los medios,El poder,Justicia,La guerra y la paz

3 Comentarios sobre “Carta desde Antioquia”

  • 1. LEONARDO VARGAS  |  febrero 15th, 2008 at 8:09 pm

    Este señor columnista que habla del sequito de periodistas y de la lamboneri.,es de las personas resentidas de este paìs, que piensasn que con criticar y echarle plomo o carbon a la hoguera, que hara a parte de recoger dinero y echarselo al bolsillo, pero que hace usted señor realmente y practicamente por el mas desfavorecido, haga algo por su pueblo lansese a una alcaldia consejo haga algodeje anuestros gobernantes gobernar no se muera resentido

  • 2. LEONARDO VARGAS  |  febrero 15th, 2008 at 8:25 pm

    Gracias,aprovecho la oportunidad primero para apoyar cualquier manifestaciòn pacifica del pueblo; la pasiòn, pero como en todo siempre los extremistas que buscan echarle mas leña al fuego, ese lenguaje resentido en todo momento, hace que este conflicto siga otros 40 años màs que pasa con toda esa ira,. canalizenla hacia el bien a ayudar, fomentar trabajo, crear empresa asi los ideales sean muy extremistas, no lanzen juicios a priori, estan como los mismos periodistas de nlos que hablan,pero para ellado de ustedes, no es un secreto que las farc, eln, paramilitares, se financian con el narcotrafico, que guerra tan revolucionaria que dicha que che que fidel que chavez, que han solucionado de pobreza nada seestan enriqueciendo a costa del campesino erxplotado por paracos y guerrillos, vallan al meta guaviare nariño y miren no hablen tanta chachara y actuen…… los extranjeros franceses italianos holandeses españoles suecos etc que vienen a criticar de violaciòn de derechos humanos en colombia, no tienen autoridad moral si ellos durante siglos de historia fueron los mayores violadores de la historia o les recuerdo la HISTORIA ……………. no sean dobles …………..

  • 3. LEONARDO VARGAS V  |  febrero 15th, 2008 at 8:33 pm

    ESTA SEÑORA VIEIRA NO HA VIVIDO LA REALIDAD DE NUESTRO PAIS, DIRIJASE A SU PAÌS Y CRITIQUE A SUS GOBERNANTES, COMUNIDADES, VIVA EN LAS REGIONES COMO UNA PERSONA DELCOMUN; TODA ESTA PROBLEMATICA RADICA EN UNA IDEOLOGIA MANDADA O RECOGER POR INEFICIENTE, LOGICO LO QUE TENEMOS TIENE MUCHAS FALLAS,PERO LASTIMOSAMENTE ES LO MENOS MALO CRITICAMOS A LOS PARACOS GUERRILLOS DELINCUENTES EN TODOS LOS NIVELES ……………PERO SEÑORA APOYAMOS A NUESTRAS FUERZAS MILITARES……………….. RESPETE A NUESTRO PUEBLO NO TOME PARTIDO POR QUE USTED CON ESAS PALABRASSE CONVIERTE AUTOMATICAMENTE EN ACTOR ARMADO…………..CON LA LENGUA Y EL LENGUAJE…… MUCHAS GRACIAS ESPERO QUE LEA ESTO CON DETENIMIENTO …………………….ATT UN CIUDADANO DELCOMÙN,TRABAJADOR Y CON GANASDE SALÑIR ADELANTE DEJENOS

Deje su comentario

You must be logged in to post a comment.

Trackback this post  |  Subscribase y reciba los comentarios via RSS


Suscríbase a este blog

Seguime en Twitter

Noticias de Colombia

IPS Noticias de América Latina

Categorias

Archivo

Nada de lo colombiano ha sido ajeno en el trabajo de Constanza Vieira para la agencia de noticias IPS. Desde las cuatro décadas de guerra civil y la acción de sus múltiples bandos armados (guerrillas, ejército, paramilitares, narcos), pasando por el acuerdo humanitario que libere a rehenes y prisioneros, el drama de los desplazados y las comunidades indígenas, el ambiente, el proceso político legal, la relación con países vecinos, la cultura. Todo eso, y más, está presente en el blog personal de esta periodista que también trabajó para Deutschlandfunk, Deutsche Welle, Water Report del Financial Times, National Public Radio y la revista colombiana
Semana, entre otros medios.