Este blog es una iniciativa de la agencia de noticias IPS y de su corresponsal en Bogotá, Constanza Vieira.

Demanda contra Mamá Gansa

06 de enero de 2009

La Federación Nacional de Cafeteros de Colombia dice que va a demandar al caricaturista estadounidense Mike Peters, autor de la tira cómica Mother Goose & Grimm.

En la tira cómica publicada el 2 de enero, un personaje pregunta si en cada pote de café colombiano va, literalmente, un pedacito de Juan Valdéz. Mamá Gansa (Mother Goose) prefiere tomarse, entonces, una taza de té.

La caricatura “tiene consecuencias comerciales”, argumentó el gerente de la Federación, Gabriel Silva.

600 diarios estadounidenses reproducen Mother Goose & Grim. Así que la Federación va a demandar también “la operación comercial responsable de la distribución y publicación de esa pieza”.

Cabe destacar que en Colombia fue el diario El Tiempo el que difundió la tira cómica, como un asunto informativo. Contra ese medio bogotano, la Federación no menciona que adelantará demandas por haber publicado la caricatura. Así que me permito publicarla yo también, para información de mi lector o lectora.

 

 

 

 

I.
Mamá Gansa:  Mmm, fresco café colombiano en la mañana.
Ralph: ¿Sabes? Hay un enorme crimen organizado en Colombia.
II.
Ralph:
Así que cuando ellos dicen que en cada lata (de café) hay un pedacito de Juan Valdés, quizá no están bromeando.
III.
Grimm:
¿Por qué estás tomando té?
Mamá Gansa: No preguntes.

La megademanda, por la cual la Federación aspira a recibir una reparación económica de 20 millones de dólares, sería “por daños y perjuicios, por detrimento a la propiedad intelectual y por difamación”.

La Federación expidió un comunicado en el que indica que la historieta “atenta contra la dignidad nacional y la reputación del Café de Colombia”.

“El hecho de que el señor Peters sea un reconocido caricaturista cuyos dibujos son publicados en más de seiscientos periódicos de los Estados Unidos le da una trascendencia especial al contenido afrentoso e insultante de su caricatura por cuanto es muy probable que haya sido registrada por millones de consumidores del Café de Colombia”, agrega el comunicado.

El caricaturista colombiano Vladdo definió para Heavy Metal Colombia la caricatura política como “una opinión gráfica sobre hechos de actualidad”.

Así que la demanda contra “esa pieza de humor negro” –es decir un chiste amargo, como bien lo reconoce la Federación- queda circunscrita al debate sobre la libertad de opinión y expresión, libertad que sería puesta a prueba en el juicio que, según la entidad cafetera, sobrevendrá en las cortes estadounidenses.

Vladdo, director del periódico de oposición y gratuito Un Pasquín, duda que finalmente la demanda tenga lugar. 

Si la Federación efectivamente demanda, sólo logrará que se debata mundialmente el asunto de los paramilitares y sus prácticas genocidas en Colombia. A mí, eso me parece bien. La mejor imagen que Colombia puede proyectar al mundo es la resistencia de las víctimas, su lucha por la dignidad, contra criminales de guerra peligrosísimos. En eso, Mike Peters resultó ser un aliado.

Además, creo que es cuestionable lo que viene después, en el comunicado lleno de lugares comunes de la Federación, cuyo texto completo puede leerse aquí.

La cancillería colombiana y la Federación de Cafeteros van a coordinar “las acciones diplomáticas con las institucionales”. Ahí sí que corre peligro el pobre Juan Valdéz de que lo dejen hecho picadillo.

La Federación dice que los picadores de cuerpos son apenas “un puñado de delincuentes”. Pero según el gobierno, los paramilitares de ultraderecha que se desmovilizaron, y autores de esta práctica, fueron más de 32 mil.

Contra éstos “ha luchado la sociedad colombiana a un altísimo costo social, económico y humano”, agrega la Federación.

Pero el libro “A las puertas de El Ubérrimo” (El Ubérrimo es la hacienda predilecta del presidente Álvaro Uribe en el noroccidental departamento de Córdoba), escrito por Iván Cepeda y Jorge Rojas y publicado por Random House Mondadori en diciembre, demuestra el apoyo y tolerancia de la prensa y de la sociedad cordobesas –incluidos los dueños de las grandes haciendas en Córdoba- para con estos criminales.

Dice la Federación: “Se trata de una burla cruel a un país que tanto ha sufrido a manos del narcotráfico y la violencia, alimentada por el apetito por las drogas en Estados Unidos y los países desarrollados”.

Pero lo que muestran las noticias es que el paramilitarismo y el narcotráfico son dos caras de una misma moneda. Y que además, parecen conocer bien los pasillos, sótanos y entradas no convencionales a la “Casa de Nari”, como cariñosamente le dicen los narcos a la sede presidencial de Colombia, la Casa de Nariño.

Si alguien lo duda todavía, le recomiendo leer el artículo de la juiciosa investigadora colombiana Claudia López en la edición 14 de la revista Arcanos, de la Corporación Nuevo Arco Iris, titulado “Balance político de la parapolítica” (link a versión en PDF).

Escrito en : Civiles en la mira,Desde Bogotá,El fin justifica los medios,El poder,Fronteras,Justicia,La guerra y la paz

Deje su comentario

You must be logged in to post a comment.

Trackback this post  |  Subscribase y reciba los comentarios via RSS


Suscríbase a este blog

Seguime en Twitter

Noticias de Colombia

IPS Noticias de América Latina

Categorias

Archivo

Nada de lo colombiano ha sido ajeno en el trabajo de Constanza Vieira para la agencia de noticias IPS. Desde las cuatro décadas de guerra civil y la acción de sus múltiples bandos armados (guerrillas, ejército, paramilitares, narcos), pasando por el acuerdo humanitario que libere a rehenes y prisioneros, el drama de los desplazados y las comunidades indígenas, el ambiente, el proceso político legal, la relación con países vecinos, la cultura. Todo eso, y más, está presente en el blog personal de esta periodista que también trabajó para Deutschlandfunk, Deutsche Welle, Water Report del Financial Times, National Public Radio y la revista colombiana
Semana, entre otros medios.