Este blog es una iniciativa de la agencia de noticias IPS y de su corresponsal en Bogotá, Constanza Vieira.

Elogio a la computadora de Raúl Reyes

28 de junio de 2008

(Reproduzco este artículo sin comentarios, para que no me vayan a meter presa)

¡Yo quiero una!

Por Jose Heriberto Monroy Aguilar

Tomado de Rebelión

Yo quiero una computadora como la de Raúl Reyes, dirigente guerrillero de las FARC muerto por el ejército colombiano en marzo, en la selva ecuatoriana.

Sí, imagínese, se conecta a Internet en un campamento guerrillero clandestino en medio de la selva, sin cable Módem, sin WIFI, sin teléfono… ¡sin nada!

A mí en cambio en medio San José (capital de Costa Rica), con cable módem y WIFI, la conexión me falla. La de Raúl Reyes a lo mejor se conectaba con los árboles o tenía una súper batería construida clandestinamente por IBM para él. En todo caso yo necesito una de esas, para poder conectarme en Punta Uva, donde ni siquiera la televisión nacional entra.

Además, la computadora FARC aguantó durante más de seis años la lluvia torrencial, que suele caer en estos lugares; el lodo, la humedad, el calor y los hongos de la selva ecuatoriana, y nunca se le metieron esas molestas hormigas tropicales, que a mí en Escazú ya me jodieron dos.

No, en serio; es la computadora más vergona del mundo. ¡Y fue hecha antes de 2002!… ¿que les parece?… Claro, ahora como todo es chino, nada dura. Pero esa fue hecha quién sabe dónde. Porque los militares colombianos cuando atacan no dejan piedra sobre piedra.

Entonces, si el ejército atacó por aire, esa computadora aguantó la destrucción total que produce una de esas bombas (que no fue sólo una) en un radio efectivo de 40 metros y la desintegración que provoca su honda expansiva. Y si los colombianos atacaron también por tierra, fue con ametralladoras con una precisión ¡súper chingona!… porque le pegaron a todo, incluyendo a Don Raulito Reyes, menos la computadora. ¡GUAU!!…

Debe estar hecha de material de la NASA. Ruego a los fabricantes que las pongan en el mercado YA. La mía, que es mucho más nueva, se da un golpecito contra la mesa y se me jode por un buen rato. Una vez le cayó encima, no árboles, no esquirlas o balas, sino un mísero poco de café con leche y pasó dos semanas en el taller.

¡Y eso sin mencionar la capacidad del disco duro de esta “súper-compu”! Quizás tenía un millón de gigabites, para guardar todos los correos electrónicos desde 2002. Yo no sabía que desde esa fecha se fabricaban laptops con esa potencia. ¡Y qué respetuosa! Guardaba correos desde hace seis años o más, y nunca le dio a Raulito la idea de borrar de vez en cuando algún correo que ya hubiese leído. Definitivamente esta computadora es la “NANA” de la tecnología portátil…. ¡Yo quiero unaaa!!…

Lo único que no me suena es lo de los nombres de los ticos que aparecieron en la PC, porque yo suponía que todo guerrillero no llama a sus “colaboradores” por su nombre, sino a través de un seudónimo. O sea que “Raulito”, de clandestinidad y de guerrilla, no sabía nada.

Escrito en : Acuerdo humanitario,El fin justifica los medios,El poder,Fronteras,La guerra y la paz

1 Comentario sobre “Elogio a la computadora de Raúl Reyes”

  • 1. Constanza Vieira Blog &ra&hellip  |  julio 11th, 2008 at 1:26 pm

    [...] razón para la furia presidencial -prosigue El Tiempo- es que, según su gobierno, en los computadores de “Raúl Reyes” que la fuerza pública dice haber encontrado en el campamento del guerrillero abatido el 1 de marzo [...]

Deje su comentario

You must be logged in to post a comment.

Trackback this post  |  Subscribase y reciba los comentarios via RSS


Suscríbase a este blog

Seguime en Twitter

Noticias de Colombia

IPS Noticias de América Latina

Categorias

Archivo

Nada de lo colombiano ha sido ajeno en el trabajo de Constanza Vieira para la agencia de noticias IPS. Desde las cuatro décadas de guerra civil y la acción de sus múltiples bandos armados (guerrillas, ejército, paramilitares, narcos), pasando por el acuerdo humanitario que libere a rehenes y prisioneros, el drama de los desplazados y las comunidades indígenas, el ambiente, el proceso político legal, la relación con países vecinos, la cultura. Todo eso, y más, está presente en el blog personal de esta periodista que también trabajó para Deutschlandfunk, Deutsche Welle, Water Report del Financial Times, National Public Radio y la revista colombiana
Semana, entre otros medios.