Foro Social Mundial - Porto Alegre, Brasil, 25-30 de enero, 2001


An IPS Publication

Publisher
Patricia Made

Links

IPS World Daily News
World Social Forum
Background
World Economic Forum

FORO SOCIAL MUNDIAL: Nace referente del debate sobre globalización

por Mario Lubetkin

PORTO ALEGRE, Brasil, 31 ene (IPS) El Foro Social Mundial realzado en esta ciudad de Brasil será a partir de ahora una referencia obligada en los debates sobre las perspectivas del proceso de globalización.

El "llamado de Porto Alegre a la movilización" firmado al final del encuentro por 144 organizaciones sociales y lo examinado en los 16 debates plenarios temáticos multitudinarios y en lo 400 talleres hacen prever que este movimiento tendrá una fuerte dinámica de continuidad.

El Foro Social Mundial será un hito en la lucha contra el neoliberalismo, consideró el francés Bernard Cassen, director general de Le Monde Diplomatique y uno de los inspiradores de esta reunión que convocó entre los días 25 y 30 a 4.702 delegados de grupos de la sociedad civil y diferentes Instituciones.

Las características que tendrá su efecto sólo se podrán saber dentro de algún tiempo, como ocurrió con las protestas realizadas durante la conferencia ministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC) en Seattle, Estados Unidos, y en la reunión conjunta del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial en Praga.

Los organizadores del Foro acordaron que Porto Alegre, capital del meridional estado brasileño de Río Grande del Sur, volverá a albergar este evento en 2002, coincidiendo nuevamente con la reunión del Foro Económico Mundial, que cada año se realiza en la ciudad suiza de Davos.

El Foro Económico Mundial convoca a los principales representantes de las grandes empresas transnacionales, al sector financiero internacional y a numerosos gobernantes.

La señal inmediata más importante de reconocimiento del Foro Social Mundial llegó desde la propia Davos el domingo pasado, cuando algunos de los participantes en el Foro Económico Mundial decidieron realizar un debate vía satélite con asistentes a la reunión de Porto Alegre.

Si bien ese debate para muchos fue "un diálogo de sordos", el intercambio fue retransmitido parcial o totalmente por canales de televisión en diferentes países, lo cual le otorgó en forma automática legitimidad al Foro Social Mundial.

Cassen señaló que este movimiento global contra la exclusión, como muchos lo definen, no está más a la defensiva luego de esta experiencia en Brasil.

En el marco del duro intercambio de opiniones en la polémica entre los dos Foros también surgió la posibilidad de que este diálogo a la distancia se mantenga, pese a los previsibles enfrentamientos que se darán en los próximos meses.

El inversionista húngaro-estadounidense George Soros, del Open Society Institute, aseguró que el debate entre Davos y Porto Alegre "fue una experiencia interesante, aunque quedó demostrado que no es fácil iniciar un diálogo".

Soros, receptor de las críticas más duras por parte de los panelistas del Foro Social Mundial, dijo que no haría otra experiencia similar, ya que "no me gusta que me maltraten", aunque admitió que se podría mantener una conversación "inteligente" en privado.

Los asistentes a la reunión de Brasil organizan movilizaciones para la nueva reunión del Foro Económico Mundial, que se realizará el 26 y 27 de febrero en el balneario mexicano de Cancún.

También programan protestas en Buenos Aires, donde el 6 y 7 de abril continuarán las negociaciones para conformar el Area de Libre Comercio de las Américas, y durante la Cumbre de las Américas a realizarse en abril en la ciudad canadiense de Quebec.

El programa de movilizaciones incluye además la reunión del banco Asiático de Desarrollo, en mayo, la cumbre del Grupo de los 8 países más poderosos, a realizarse en la ciudad italiana de Génova, y las próximas asambleas del FMI, el Banco Mundial y la OMC en Honolulu y Washington.

La misma Organización de las Naciones Unidas (ONU) fue centro de críticas por parte de los participantes en Porto Alegre durante el debate satelital, los cuales resaltaron que sus representantes sólo estuvieron en Davos.

John Ruggie, uno de los participantes de la delegación de la ONU en Suiza, no respondió formalmente sobre la invitación que se le cursó al organismo para el próximo año.

Sin embargo, Ruggie destacó que entre las funciones del foro mundial está encontrar soluciones a los problemas planteados en e Porto Alegre y buscar redistribuir la riqueza, procurando colocar a la ONU en una posición equidistante de ambos encuentros.

El propio Soros indicó que los organizadores de las reuniones anuales de Davos, "si bien convocan a foros de reflexión, estarán muy atentos a las señales que surgen en el mundo".

Para Soros, el hecho de que hubiera más participantes en Porto Alegre que en Davos demuestra que este movimiento social está conectando con algo que es compartido ampliamente.

Según fuentes de ambas reuniones, en la sureña ciudad brasileña asistieron unas 2.000 personas más que en el Foro Económico Mundial, en el que participaron cerca de 2.500 representantes.

Las 69 organizaciones no gubernamentales que participaron en Davos no lo hicieron a nombre de los asistentes en Porto Alegre, lo cual quedó establecido durante el debate satelital por uno de los panelistas desde Porto Alegre, la keniata Nijoki Njehe, directora de "Bastan 50 años".

Njehe sostuvo que su grupo "no necesitaba representantes en Davos".

Los grupos civiles participantes en la ciudad suiza incluso pusieron en duda su asistencia a reuniones similares el próximo año, ante los duros enfrentamientos callejeros entre la policía suiza y los representantes de otras organizaciones no gubernamentales que no fueron invitadas al Foro Económico.

También el presidente de Brasil, Fernando Henrique Cardoso, señaló el martes que el debate sobre la globalización se está enriqueciendo, "aunque sufre todavía de algunas simplificaciones" y señaló explícitamente "el limitado" enfoque económico y social expresado en los Foros de Davos y de Porto Alegre.

El creciente enfrentamiento sobre la mundialización se podrá ampliar en los próximos meses, ya que como señaló en Davos el secretario general de la ONU, Kofi Annan, "si no podemos hacer que la globalización funcione para todos, al final, no funcionará para nadie" (FIN/IPS/ml/dm/dv/01)

Estos artículos no podrán ser reimpresos,
republicados o almacenados en ninguna forma sin autorización escrita de IPS.

Comentarios e informaciones son bienvenidos en esta página. Si su organización quiere distribuir información relevante para el Foro Social Mundial, escríbanos a
online@ips.org