Este blog es una iniciativa de la agencia de noticias IPS y de su corresponsal en Bogotá, Constanza Vieira.

Archive for noviembre, 2008

De Alexanderplatz a la Plaza de Bolívar

“Repentinamente, pero no de manera fortuita”, son los indígenas los que resultan liderando el movimiento por las libertades civiles en Colombia, dice un mensaje en tres idiomas enviado desde Berlín a Heavy Metal Colombia por X-Tractor.

Este grupo de contracultura, música electrónica y de la “ciberpunk way of life” (esto es, “oscura y corrosiva y a veces rosa y depresiva”) basado en Berlín y Colonia, está citando a una manifestación ciberpunketa en apoyo de la Minga colombiana el martes 25 de noviembre, cerca de la emblemática Alexanderplatz, en el corazón de Berlín.

La Minga anunció este domingo que nuevamente adelanta su llegada a la capital colombiana: estaría entrando el jueves 20. Los miles de indígenas no tienen aún dónde dormir, en la lluviosa Bogotá de noviembre.

La Universidad Nacional de Colombia de estos tiempos de Seguridad Democrática se niega a recibir a la Minga en su campus, conocido como la Ciudad Blanca por el color de la mayoría de sus edificios, rodeados de amplios prados, en el centro-occidente de Bogotá.

A vuelo de pájaro, el conjunto de las construcciones de la Ciudad Blanca semejan un búho, símbolo occidental de la sabiduría y el conocimiento. Da como pena, en nombre de la cultura occidental.

“El problema fundamental es que la Universidad tiene un semestre muy recortado y no tenemos el tiempo para recuperarlo, de tal manera que si llega allí la Minga, tenemos que cerrar la Universidad“, argumenta un empleado pagado con mis impuestos y llamado Fernando Montenegro, actualmente vicerrector de la principal universidad estatal de Colombia. La frase quedará en la historia de la resistencia civilista en Colombia.

La Minga emprendió el 9 de noviembre su marcha hacia Bogotá. Advierte que su protesta central es por los derechos humanos y no simplemente, como quiso en un principio presentar la cosa el presidente, por la ampliación de resguardos indígenas.

“Siempre hemos reiterado que el problema nuestro no es sólo de tierras. Qué nos ganamos con que nos entregue tierras el gobierno, cuando (en nuestros territorios) existen los paramilitares, cuando están los narcotraficantes, cuando siguen las multinacionales, y cuando el campo está sumido en la pobreza absoluta”, dijo ese domingo en la noche, al arribar la Minga a la ciudad de Cali, Feliciano Valencia, consejero de la Asociación de Cabildos del Norte del Cauca ACIN.

El 12 de noviembre, cuando la Minga iba a llegar a Ibagué, capital del departamento del Tolima, el presidente Uribe profirió altisonante, refiriéndose a la Minga: “¿Por qué se utilizan esas cortinas de humo para esconder asesinatos de policías y soldados?”, y ordenó en la mañana a los “coroneles” (de Policía y del Ejército en ese departamento) no permitir que la protesta civil entrara a la ciudad.

La razón: la víspera habían llegado a Ibagué unas 400 personas que huían de una eventual erupción del volcán Machín. Yo me preguntaba: ¿cuántos desplazados por la guerra que el señor Uribe promueve se refugian en la capital tolimense?

Las imágenes de televisión mostraban esa noche a unos amenazantes policías armados de bolillos que, sin embargo, no se atrevieron a tocar a la Minga. Luis Évelis Andrade, Consejero Mayor de la Organización Nacional Indígena de Colombia ONIC, habló de “despliegue militar exagerado”.

El 13 de noviembre la Minga llegó a Chicoral. Transcribo del relato de Gloria Gaitán, hija del inmolado Jorge Eliécer Gaitán:

“Como recibimiento a la marcha indígena al municipio de Chicoral, en el departamento del Tolima, la corregidora recorrió previamente sus calles con un altoparlante, alertando a la población para que no saliera de sus casas y no permitiera a los niños que se asomaran a la puerta de entrada porque, según la funcionaria, con la llegada de los indígenas ‘corrían grave peligro’.

“Fue sorprendente ver la ausencia de chiquillos en las calles de Chicoral, lo que siempre ocurre cuando en un pueblo se presenta un hecho poco habitual, como la llegada en masa de caminantes, algunos de los cuales llevaban sus trajes indígenas y otros llevaban el bastón de mando. En la plaza principal, el líder indígena Feliciano Valencia leyó el Pacto por la Tierra y por la Vida”.

“Guerra de baja intensidad a la Minga indígena”, titula Gloria su despacho.

La Minga está en Fusagasugá desde el viernes 14 a las 6 de la tarde. La alcaldía de esa población, a unos 40 kilómetros al suroeste de Bogotá, intentó alojar a la Minga en un lugar alejado del casco urbano. Pero la Minga, desde hoy conformada por 17 mil personas, impuso que se aloja en las instalaciones de la estatal Universidad de Cundinamarca.

Este lunes estará en audiencia pública con los habitantes de Fusagasugá.

El martes llegará a Soacha, un municipio pegado a Bogotá por el sur. Allí se realiza el jueves la Audiencia Extraordinaria sobre la Situación de Derechos Humanos de Altos de Cazucá y Ciudad Bolívar, promovida por la Comisión de Derechos Humanos del Senado. Altos de Cazucá pertenece a Soacha, y Ciudad Bolívar, a Bogotá. Ambos son receptores de nubes de desplazados por la guerra.

En Altos de Cazucá y Ciudad Bolívar, llevar un muchacho arete en la oreja o el pelo largo, fumarse una copiada de marihuana en una esquina, o quizá gustarle la música electrónica, puede costarle la desaparición forzada, y aparecer horas después como curtido guerrillero dado de baja en combate por el ejército nacional, uno más en las abultadas cifras exitosas de la guerra contrainsurgente que financia Estados Unidos.

Así que la Minga irá a la Audiencia senatorial y escuchará lo que ella muy de primera mano conoce, en todas las regiones del país, así sólo hasta ahora salga en las noticias: la tragedia de las madres, padres, esposas, hermanas, hermanos, hijas e hijos de los civiles ejecutados por el ejército.

Entre Soacha y la Plaza de Bolívar, corazón político de Colombia, hay 14 kilómetros. Dado que la Universidad Nacional no los recibe, “en consecuencia los caminantes de la palabra se establecerán desde su llegada en la Plaza de Bolívar, con el apoyo de la Alcaldía Mayor de Bogotá”, anuncia la Minga en un comunicado al anochecer de este domingo.

Y añade que el viernes 21 de noviembre “estudiantes, trabajadores y otros sectores sociales de Bogotá convergerán en la Plaza de Bolívar, en donde se unirán a la Minga de Resistencia Social y Comunitaria para indicar la continuidad de esta iniciativa de país que venimos construyendo entre todas las mayorías populares”.

Add comment noviembre 16th, 2008

Crece la audiencia, en Diálogo Público Epistolar con las FARC

“Sepan que disponen de nuestros esfuerzos y medios para acompañar decididamente ese proceso desde espacios de la comunidad internacional, haciendo nuestro el interés de construir una paz establecida con la razón y la justicia social”.

Así expresan su apoyo al Diálogo Público Epistolar con las FARC 70 intelectuales, activistas de paz, religiosos y periodistas de Argentina, Estados Unidos, Bélgica, México, Francia, Italia, Israel, Cuba, Puerto Rico y sobre todo del Estado Español.

Piden que el diálogo epistolar se abra también internacionalmente con la sociedad civil, y que éste se extienda asimismo al Ejército de Liberación Nacional, ELN.

Encabezan el mensaje Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz, James Petras, profesor emérito de la Universidad de Binghamton, New York, François Houtart, profesor emérito de la Universidad de Lovaina, y el obispo mexicano Samuel Ruiz García.

POR UNA PAZ CON DIGNIDAD Y JUSTICIA PARA COLOMBIA

6 de noviembre de 2008

Señores/as
Firmantes de la carta del 11 de septiembre de 2008
Att. Senadora Piedad Córdoba

Señores
Secretariado del Estado Mayor Central de las FARC-EP
Att. Comandante Alfonso Cano

Quienes firmamos esta comunicación, mujeres y hombres de diversos lugares del planeta, a quienes nos concierne la realidad de Colombia, no indiferentes sino preocupados/as por los graves hechos del día a día que degradan la vida y libertades de su pueblo, consternados/as por el ensombrecido futuro del país, y a la vez reforzados/as por los signos de orden social y político nacidos de sus luchas, queremos manifestar nuestra adhesión a las voluntades que inician un diálogo y que alumbran con él una convicción profunda de búsquedas hacia salidas dignas y justas al conflicto social, político y armado que se afronta desde hace décadas;

En ese sentido, conocedores y conocedoras de diferentes clamores por la paz y la justicia, entre esas manifestaciones de esperanza asumimos y respaldamos la carta que el pasado mes de septiembre de 2008 encabezó la Senadora Piedad Córdoba, urgiendo aproximaciones para que puedan darse pasos hacia la comprensión, pidiendo que puertas de conversaciones sean abiertas por la insurgencia colombiana con la sociedad civil nacional e internacional, comenzando por un intercambio epistolar con el Secretariado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC-EP;

Sabiendo de la respuesta positiva de las FARC-EP a esa propuesta, y su ratificación, queremos pública y explícitamente apoyar ese intercambio epistolar y su cometido ético, seguros que en el mundo miles y miles de voces se sumarán, para pedir el diálogo, que ojalá se haga extensivo al Ejército de Liberación Nacional, ELN, tanto de cara a necesarias soluciones humanitarias y de derecho internacional aplicables a la confrontación, como para albergar ese supremo propósito de avanzar hacia desenlaces fundados en los ideales de justicia para todos.

Sepan que disponen de nuestros esfuerzos y medios, para acompañar decididamente ese proceso desde espacios de la comunidad internacional, haciendo nuestro el interés de construir una paz establecida con la razón y la justicia social.

Atentamente,

Adolfo Pérez Esquivel,
Premio Nobel de la Paz, Argentina.

James Petras,
Profesor emérito Universidad de Binghamton, New York, Estados Unidos.

François Houtart,
Profesor emérito Universidad de Lovaina, Bélgica.

Santiago Alba Rico,
Filósofo, España.

Enrique Santiago Romero,
Jurista, España.

Monseñor Samuel Ruiz García,
Secretaría Internacional de Solidaridad Monseñor Romero SICSAL, México.

Pascual Serrano,
Periodista, España.

Ana Andrés Ablanedo,
Lingüista, Coordinadora de Soldepaz Pachakuti, Asturias, España.

Carlos Taibo,
Profesor universitario, Madrid, España.

Francisco Erice,
Profesor universitario, Oviedo, España.

Ana García,
Activista social y política, Asturias, España.

Carlos Fazio,
Profesor, periodista, Periódico La Jornada, México.

Belén Gopegui,
Escritora, España.

Constantino Bértolo,
Escritor y editor, España.

Eduardo Romero,
Activista social, historiador, escritor, Asturias, España.

Carlos Fernández Liria,
Profesor universitario, Madrid, España.

Rafael Escudero Alday,
Profesor universitario, Madrid, España.

Ángeles Maestro,
Médica, dirigenta política, España.

Javier Arjona,
Activista social y político, Asturias, España.

Pablo Lorente Zapatería,
Coordinador ALDEA-Nafarroa, España.

María Jesús Pinto,
Antropóloga, Catalunya, España.

Rafael Palacios,
Educador, Portavoz Nacional del Bloque por Asturies, España.

Javier Orozco Peñaranda,
Activista social e investigador, Colombia/España.

Carlos Alberto Ruiz,
Abogado, investigador social, Colombia/España.

Ramón Chao,
Periodista, España/Francia.

Hernando Calvo Ospina,
Periodista y escritor, Colombia/Francia.

Tomàs Gisbert Caselli,
Investigador en conflictos y cultura de paz, Catalunya, España.

Alberto Cruz,
Periodista, investigador relaciones internacionales, España.

Juan Manuel Ibeas,
Profesor universitario, Burgos, España.

Miguel Ángel Giménez Casado,
Educador, presidente de Asoc-Katío, España.

Pierluigi Di Piazza,
Sacerdote, responsable Centro Ernesto Balducci, Zugliano, Udine, Italia.

Pilar Sánchez,
Psicóloga, red Capicúa, España.

Sergio Yahni,
Periodista, Alternative Information Center, Jerusalem

Francesc Riera Isern,
Investigador, agricultor, País Vasco, Estado Español.

Dolores González,
Directora, Servicio de Asesoría para la Paz, México.

Pablo Romo,
Analista, Servicio de Asesoría para la Paz, México.

Miguel Álvarez,
Asesor de procesos de Paz, Servicio de Asesoría para la Paz, México.

Gilberto López y Rivas,
Investigador del INNA y colaborador del periódico La Jornada, México.

Ángel Guerra Cabrera,
Periodista, Cuba/México.

Clemencia Correa,
Profesora universitaria, UACM México.

Camilo Pérez Bustillo,
Profesor universitario, UACM México.

Rocío Redondo Sánchez,
Psicóloga, Madrid, España.

Rubén García Clarck,
Profesor universitario, UACM México.

Francisco Javier Garcés Molina,
Médico, activista social, España.

María Rosario Gómez Serrano,
Estudiante, activista social, Puerto Rico.

José María Caravantes García,
Ingeniero, activista social, España.

Eduardo Correa,
Profesor universitario, UACM México.

Hassan Dalband,
Profesor universitario, UACM México.

Andrés Redondo,
Psicólogo, España.

Enrique González Ruiz,
Director Programa Derechos Humanos, UACM México.

Jorge Ruiz,
Estudiante doctorado, México.

Francisco Cerezo,
Coordinador Nacional Comité Cerezo, México.

Alejandro Cerezo,
Coordinador Nacional Comité Cerezo, México.

Manuel Aguilar Mora,
Liga de Unidad Socialista, México.

Jaime González,
Liga de Unidad Socialista, México.

José María Bautista Monente,
Presidente Iniciativa Solidaria Internacionalista, España.

Gonzalo Rodríguez,
Maestro, miembro del Comité Canario de Solidaridad con los Pueblos, Estado Español.

Iñaki Markiegi,
Experto en cooperación y derechos humanos, País Vasco, España.

Beatriz Cruz Osorio,
Activista social, miembro de la Red Canaria por los Derechos Humanos en Colombia, Estado Español.

Raúl Villegas,
Profesor Universitario UACM, México.

Pablo Gutiérrez Vega,
Profesor universitario, Sevilla, España.

Javier Anuzita Alegría,
Director fundación Mundubat, País Vasco, España.

Raul Romeva,
Diputado al Parlamento Europeo, Catalunya, España.

Mario Amorós,
Periodista e historiador, España.

Joan Herrera,
Diputado al Congreso de España de grupo ICV-EUiA.

Juan Guirado García,
Presidente ACSUR Las Segovias, España.

Magali Thill,
Directora, ACSUR Las Segovias, España.

Francisco Pérez Esteban,
Coordinador de Política Internacional de Izquierda Unida, miembro de OSPAAL, España.

Juan José Tamayo,
Teólogo, profesor universitario, Madrid, España.

Francisco Javier Vitoria Cormenzana,
Teólogo, profesor universitario, País Vasco, España.

Siguen firmas

8 comments noviembre 6th, 2008

Las promesas de Obama, y un poema para que no se olvide de nosotros

Como para que no se nos olvide, me permito consignar aquí 10 promesas de campaña del presidente electo de Estados Unidos, resumidas por Avaaz.org.

UNO. Reducir las emisiones de carbono de Estados Unidos en un 80 por ciento para el año 2050, y jugar un fuerte papel positivo en las negociaciones para un tratado global vinculante, en reemplazo del Protocolo de Kyoto, que está próximo a expirar

DOS. Retirar todas las tropas de combate de Iraq, en un plazo de 16 meses, y no mantener bases permanentes en ese país

TRES. Establecer el claro objetivo de eliminar todas las armas nucleares en todo el mundo (espero que Estados Unidos no considere que debe ser el último país en eliminar este armamento que, tras el desastre de Chernóbil en 1986, demostró ser inaplicable porque afecta al mundo entero, no importa dónde explote una bomba de esas)

CUATRO. Cerrar el centro de detención de Guantánamo

CINCO. Doblar la ayuda estadounidense dirigida a cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio, concretamente disminuir la pobreza a la mitad para 2015 y acelerar la lucha contra el VIH/Sida, la tuberculosis y la malaria

SEIS. Abrir el diálogo diplomático con países como Cuba, Irán y Siria, en busca de la resolución pacífica de tensiones

SIETE. Despolitización de la inteligencia militar, para evitar que se repitan manipulaciones como las que llevaron a la invasión de Iraq

OCHO. Poner en marcha un importante esfuerzo diplomático para detener la matanza en Darfur

NUEVE. Negociar solamente tratados de libre comercio que contengan protecciones laborales y ambientales

DIEZ. Invertir 150 mil millones de dólares durante 10 años para apoyar las energías renovables y tener, para 2015, un millón de autos eléctricos en las calles.

Felicito a mis muy queridos amigos estadounidenses. No sé por qué diablos, toditos todos votaron por Obama.

Pienso en mi amigo, el poeta iraquí Muhsin Al-Ramli, exiliado en España.

Y le dedico al presidente electo Obama -para que no nos olvide él a nosotros, los colombianos- este poema del nariñense Allan Luna, leído en el Festival Internacional de Poesía de Medellín en 2006:

Vuelo

No soy un criminal cualquiera.
Yo vuelo.
Mis presas están allá abajo.
No veo sus ojos ni oigo sus gritos.
Vuelo.
Sé que me están mirando.
No sé cómo se llaman, ni quiénes son,
No necesito saberlo.
Me basta con saber dónde están,
Para dejar caer sobre ellos
Una lluvia dolorosa.

Lo mío es la muerte y después una cerveza.
No conozco la guerra.
Aún no me han derribado.

(Escrito en Abril de 2003, mes en que cayó Bagdad, la Ciudad de las Mil y Una Noches)

3 comments noviembre 5th, 2008


Suscríbase a este blog

Seguime en Twitter

Noticias de Colombia

IPS Noticias de América Latina

Categorias

Archivo

Nada de lo colombiano ha sido ajeno en el trabajo de Constanza Vieira para la agencia de noticias IPS. Desde las cuatro décadas de guerra civil y la acción de sus múltiples bandos armados (guerrillas, ejército, paramilitares, narcos), pasando por el acuerdo humanitario que libere a rehenes y prisioneros, el drama de los desplazados y las comunidades indígenas, el ambiente, el proceso político legal, la relación con países vecinos, la cultura. Todo eso, y más, está presente en el blog personal de esta periodista que también trabajó para Deutschlandfunk, Deutsche Welle, Water Report del Financial Times, National Public Radio y la revista colombiana
Semana, entre otros medios.