Este blog es una iniciativa de la agencia de noticias IPS y de su corresponsal en Bogotá, Constanza Vieira.

Archive for abril, 2008

Ladrillazos para la memoria

Los ladrillos que son llevados desde hace años a actos públicos, cubiertos de avisos mortuorios que recuerdan nombre por nombre a las víctimas de la guerra, sirvieron anoche para una muy otra cosa, a la salida del ex senador Mario Uribe de la embajada de Costa Rica, rumbo a la cárcel. Vea el momento noticioso

 

2 comments abril 23rd, 2008

Fiscalía colombiana advirtió a Costa Rica sobre Mario Uribe

El director de Asuntos Internacionales de la Fiscalía General de la Nación, Francisco Javier Echeverri, envió a la embajadora costarricense en Bogotá, Clara Montero, una advertencia sobre la orden de captura contra el ex senador Mario Uribe “por el delito de concierto para delinquir consistente en concertarse para promover grupos armados al margen de la ley (autodefensas o paramilitares)”.

Echeverri solicitó a la diplomática “tener en cuenta la mencionada orden de captura con el propósito de que el señor Uribe Escobar no evada los requerimientos de la justicia colombiana”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de Costa Rica publicó ese mensaje en su página de Internet (debajo), al lado del siguiente comunicado:

Cancillería considera improcedente asilo de señor Mario Uribe Escobar

22 de abril del 2008. En respuesta a consultas de la prensa formuladas hoy, el Ministerio de Relaciones Exteriores se permite hacer de conocimiento de la opinión pública lo siguiente:

  • Hoy, en horas de la mañana, el señor Mario de Jesús Uribe Escobar se presentó a la sede de la Embajada de Costa Rica en Colombia a solicitar asilo.
  • El Ministerio de Relaciones Exteriores en conocimiento de los antecedentes del caso, provenientes, en particular, de la Fiscalía de Colombia; amparado en los principios y normas del derecho de asilo, y con base en la información disponible, considera improcedente dicha solicitud.
  • Para la Cancillería , la histórica institución del asilo no debe ser desvirtuada.
  • El Ministerio de Relaciones Exteriores ha tomado debida nota de la comunicación remitida por parte de la Fiscalía de la Nación , de Colombia, en que se da cuenta que se ha dictado una orden de captura contra el señor Uribe Escobar “por el delito de concierto para delinquir consistente en concertarse para promover grupos armados al margen de la ley (autodefensas o paramilitares)” y de la preocupación de que el señor Uribe “no evada los requerimientos de la justicia colombiana”.

Carta de la Fiscalía colombiana a Costa Rica

Add comment abril 22nd, 2008

Por qué Mario Uribe no puede recibir asilo político

La siguiente comunicación fue radicada esta tarde en la Embajada de Costa Rica en Bogotá por el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado, en su intento por evitar que ese país le concediera asilo político al director nacional del partido Colombia Democrática, Mario Uribe, primo del presidente colombiano.

Mario Uribe se hizo recibir en la misión diplomática en la mañana de hoy, luego de conocerse que la Fiscalía General de la Nación dictó medida de aseguramiento contra el ex senador por presuntos vínculos con paramilitares. A las 18:30 hora de Colombia (23:30 GMT), la Cancillería de Costa Rica consideró “improcedente” conceder asilo a Uribe Escobar.

Texto completo…

 

 

Bogotá D.C., 22 de Abril de 2008

Excelentísimo Embajador(a)

EMBAJADA DE LA REPÚBLICA DE COSTA RICA EN COLOMBIA

Atte.

E.S.D.

 

Reciba un cordial saludo.

Los abajo firmantes, organizaciones integrantes del Comité de Impulso del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado, miembros de organizaciones sociales, defensores de derechos humanos y ciudadanos y ciudadanas colombianas en general, por medio del presente escrito respetuosamente nos aproximamos ante su dignidad, a fin de solicitar que se NIEGUE el asilo político al ex Senador de Colombia MARIO URIBE ESCOBAR, quien en la actualidad se encuentra procesado por su colaboración con el paramilitarismo colombiano, estructura responsable de la comisión de crímenes de lesa humanidad, cuyo principal cabecilla, SALVATORE MANCUSO, ha reconocido la colaboración directa de URIBE ESCOBAR en su accionar delictivo.

ANTECEDENTES

La naturaleza de los crímenes cometidos por el paramilitarismo en Colombia permite concluir que se trata de crímenes de lesa humanidad, los cuales han sido cubiertos, en gran medida, por el manto de la impunidad. Esto ha implicado el incumplimiento de la obligación de investigar, perseguir, juzgar y sancionar a los responsables materiales, intelectuales y beneficiarios políticos, sociales, económicos y culturales de los mismos, en los términos establecidos en la Convención Americana de Derechos Humanos y en la Declaración Universal de Derechos Humanos; específicamente sobre el deber de garantía, deber de protección, juicio justo, imparcial y debido proceso, como mínimo para las víctimas.

Estos graves crímenes han afectado la convivencia pacífica, la armonía social, la seguridad jurídica, política y militar. Han sembrado un sentimiento de desprotección de las víctimas directas, sus familiares y amigos, sobre las organizaciones políticas, sociales, gremiales, de derechos humanos y de la comunidad en la cual se rompieron los tejidos sociales construidos en forma centenaria.

Según la teoría internacional de los Derechos Humanos, cuando hablamos de crímenes de lesa humanidad nos referimos como mínimo a las siguientes conductas: ejecuciones individuales o colectivas de carácter sumario, detenciones- desapariciones, torturas, etnocidio y genocidio. Y el concierto para delinquir ocurre cuando tiene como finalidad cometer cualesquiera de los anteriores, entre otros. Estos crímenes implican una afectación contra la comunidad en general y contra la humanidad en el planeta en todos los sentidos; aquí cobra sentido la jurisdicción universal, la no concesión de indultos, amnistías, cesaciones de procedimiento, autos inhibitorios, etc. o cualesquier beneficio jurídico.

Los crímenes de LESA HUMANIDAD cometidos por el paramilitarismo desde 2002 hasta 2006 se calculan aproximadamente en 3.015, según la información entregada por la Comisión Colombiana de Juristas y que se cuantifican en la siguiente tabla:

Departamento AÑO 2002 AÑO 2003 AÑO 2004 AÑO 2005

Antioquia

133

97

43

16

Arauca

15

41

31

26

Atlántico

6

44

11

13

Bolívar

14

79

31

8

Boyacá

Nr

4

3

1

Caldas

43

34

30

25

Caquetá

4

3

0

1

Casanare

0

3

4

3

Cauca

39

16

5

5

Cesar

8

36

20

4

Chocó

12

28

5

3

Córdoba

2

31

18

3

Cundinamarca

2

42

7

6

Bogotá

1

6

9

16

Guaviare

1

3

30

3

Huila

6

35

9

11

La Guajira

5

8

6

6

Magdalena

11

125

16

16

Meta

16

44

42

32

Nariño

4

8

4

7

Norte de Santander

21

124

19

3

Putumayo

3

1

10

7

Risaralda

8

21

37

7

Santander

62

154

37

14

Sucre

2

8

10

25

Tolima

6

36

44

19

Valle

33

37

57

12

Vichada

0

0

1

0

MARIO URIBE ESCOBAR se desempeñó como político en Antioquia por el partido Colombia Democrática. Es primo del Presidente de Colombia ALVARO URIBE VÉLEZ, fundador y vocero de su partido, y ex presidente del Senado. En la actualidad se encuentra vinculado a investigación por el delito de concierto para delinquir agravado, por sus presuntos nexos con organizaciones paramilitares; presuntas reuniones con estas estructuras ilegales; presunto apoyo paramilitar en su campaña electoral.

El ex senador MARIO URIBE ESCOBAR fue vinculado al proceso por las informaciones suministradas por el ex paramilitar JAIRO CASTILLO PERALTA, recaudadas desde hace ocho años, en virtud de las cuales se estableció que URIBE ESCOBAR asistió a varias reuniones en Antioquia, Córdoba y Sucre, para presuntamente obtener tierras con organizaciones paramilitares en Antioquia y Sucre, lo que le valió ser propietario de grandes extensiones de tierra. Según el mismo Castillo, “la estrategia era la de intimidar a los finqueros para comprarles barato sus predios“.

Dentro de la información que entrega la Registraduría Nacional del Estado Civil se señala que de la lista de los 168 aspirantes al Senado para el año 2002, se encontraban miembros de los diferentes partidos de oposición, como en el caso del Partido Liberal, el Polo Democrático Alternativo y demás organizaciones políticas contrarias a estos partidos que apoyó el paramilitarismo. Cerca de un 40% de los aspirantes eran miembros de la oposición, los cuales se vieron afectados en razón no solo de los aportes económicos que hizo el paramilitarismo, sino también por el apoyo político que dieron en la región y el uso que le dieron a herramientas ilegales como amenazas y constreñimientos.

En diligencia de versión libre rendida ante la Unidad de Justicia y Paz, SALVATORE MANCUSO informó bajo juramento sobre sus reuniones y apoyo político a URIBE ESCOBAR a fin de llegar al Congreso de la República. También aseguró que la ex representante ELEONORA PINEDA ARCIA era una de sus testigos, quien posteriormente, y como es de público conocimiento, lo ratificó.

De esta forma, la Corte Suprema de Justicia abrió investigación preliminar en contra de MARIO URIBE ESCOBAR el 11 de julio de 2007. Fue llamado a indagatoria el 26 de septiembre de 2007 (citado para el 8 de octubre de 2007) por presunto apoyo de organizaciones paramilitares en su carrera política y en la adquisición de más de 5.000 hectáreas de tierra. El 4 de octubre de 2007 renunció a su fuero como congresista y la investigación penal fue remitida a la justicia ordinaria, siendo reemplazado en el Congreso por RICARDO ALJURE. El 5 de diciembre de 2007 rindió indagatoria ante la Fiscalía General de la Nación y el día de hoy, cuando la Fiscalía le ha impuesto medida de aseguramiento, ha acudido a malbaratar un instituto tan sagrado como el asilo por razones políticas, para intentar sustraerse a la administración de justicia.

EL CONCIERTO PARA DELINQUIR AGRAVADO NO PUEDE SER CONSIDERADO DELITO POLÍTICO

En la sentencia de fecha 11 de julio de 2007, la Honorable Corte Suprema de Justicia de Colombia establece una clara diferencia entre el delito político y el concierto para delinquir agravado (que es el punible que cobija al paramilitarismo desde la reforma del código penal del año 2000 que eliminó los tipos penales que hacían referencia expresa al término ‘paramilitarismo’). De modo que reconoce la imposibilidad de equiparar el concierto para delinquir agravado con la sedición, que es un delito político. Apoya esta diferencia en argumentos de fondo, desde la naturaleza jurídica de estos delitos, así como en razones contundentes de orden constitucional, legal, jurisprudencial, doctrinal y de la teoría del delito misma.

Es de tal entidad esta manifestación de la Corte Suprema de Justicia, que en la misma providencia consignó que los operadores judiciales incluso pueden llegar a hacer uso de la figura de la excepción de inconstitucionalidad por razones de fondo, que consiste en negarse a aplicar una norma por ser abiertamente contraria a la Constitución cuando los paramilitares sean tratados como sediciosos.

También debe resaltarse, que el fallo consigna una prolífica y profunda cadena de argumentos que evidencian la necesidad de garantizar derechos de las víctimas a la verdad, a la justicia y la reparación integral. A tener un efectivo acceso a la justicia, a que el Estado investigue, enjuicie y sancione a los responsables de los crímenes para que se materialice el derecho a que no haya impunidad.

Debe resaltarse que esta sentencia también se apoya de manera certera en los instrumentos internacionales de derechos humanos, en las sentencias de la Corte Interamericana , en las disposiciones del Estatuto Penal Internacional, entre otros. En hora buena, los tribunales nacionales de Colombia vienen asumiendo el reto histórico de fundar sus decisiones en el derecho internacional de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario para bien del fortalecimiento y legitimidad de la justicia, pilar fundamental de cualquier Estado democrático y de Derecho.

El gobierno nacional, en cabeza del presidente de la República como era previsible -si nos atenemos a la experiencia- ha descalificado no solamente el fallo en sí, sino a la Corte Suprema misma, señalándola de forma temeraria de tener “sesgos ideológicos” y de no contribuir con la paz por no colaborar armónicamente con las demás ramas del poder público. Tal descalificación, además de no corresponder a la verdad y de no hablar bien del presidente, constituye una indebida intromisión del poder ejecutivo en la rama judicial que afecta o busca afectar la independencia e imparcialidad que debe caracterizar a esta última. Ahora, su primo el senador MARIO URIBE ESCOBAR está golpeando ante las puertas de Costa Rica, solicitando se le prodigue un asilo político, cuando los delitos por los cuales se lo está investigando no pueden, bajo ninguna óptica, considerarse como delitos políticos.

DERECHO A BUSCAR Y RECIBIR ASILO

El derecho de asilo se encuentra reglamentado en la Convención de Caracas de 1854 y en la VII Conferencia Internacional Americana de Montevideo en 1954.

El derecho internacional americano ha dejado al criterio de cada Estado la potestad de conceder o no el asilo. No obstante, existen limitaciones, como la contenida en la Resolución de la ONU sobre Asilo Territorial de 1967, en virtud de la cual se establece que el asilo no se concederá por delitos comunes y por actos opuestos a los principios de la ONU , obsérvese:

“No podrá invocar el derecho de buscar asilo, o de disfrutar de éste, ninguna persona respecto de la cual existan motivos fundados para considerar que ha cometido un delito contra la paz, un delito de guerra o un delito contra la humanidad, de los definidos en los instrumentos internacionales elaborados para adoptar disposiciones respecto de tales delitos”.

Y no puede más que reconocerse la existencia de motivos fundados cuando la Fiscalía General de la Nación , después de haberlo escuchado en descargos, definió imponer medida de aseguramiento en contra de URIBE ESCOBAR. De ahí que resultaría no solo vulneratorio del Derecho Internacional, sino con mayor dureza, violatorio de nuestros derechos como víctimas de crímenes de lesa humanidad, que se llegue a prodigar con la protección de asilo político a una persona como MARIO URIBE ESCOBAR, que se encuentra procesada por muy graves crímenes que, auncuando ocurrieron en nuestro país, han vulnerado la conciencia de la humanidad.

Esta limitación se encuentra contenida en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que en su artículo 14 establece:

“1. En caso de persecución, toda persona tiene derecho a buscar asilo, y a disfrutar de él, en cualquier país,

“2. Este derecho no podrá ser invocado contra una acción judicial realmente originada por delitos comunes o por actos opuestos a los propósitos y principios de las Naciones Unidas”,

Es evidente y elocuente que MARIO URIBE ESCOBAR ha pretendido la utilización de este instituto del derecho internacional con la única intención de evadir el cumplimiento de la imposición de la medida de aseguramiento, medida legal y legítima que han impuesto los organismos judiciales competentes de Colombia. No puede arribarse a conclusión diferente cuando se observa que la solicitud ha sido presentada instantes posteriores a que se haya difundido en Colombia la noticia de la imposición de la medida de aseguramiento en su contra. Así, URIBE ESCOBAR ha trocado la posibilidad de hacer una digna rendición a la justicia en solicitud de asilo político, a nuestro juicio completamente improcedente.

Bajo esta lógica, la Honorable Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en opinión del 20 de octubre de 2000, recomendó a los Estados miembros de la OEA “que se abstengan de otorgar asilo a presuntos autores materiales o intelectuales de crímenes internacionales”.

En este orden, manifestó que los Estados han aceptado “que existen limitaciones al asilo, conforme a las cuales dicha protección no puede ser concedida a personas respecto de las cuales haya serios indicios para considerar que han cometido crímenes internacionales, tales como crímenes de lesa humanidad (concepto que incluye la desaparición forzada de personas, torturas y ejecuciones sumarias), crímenes de guerra y crímenes contra la paz”.

Y afirmó que otorgar asilo a personas que abandonen su país para eludir la determinación de su responsabilidad como autores materiales o intelectuales de crímenes internacionales constituye una total desnaturalización de dicha institución.

Como se advera, Honorable Embajador, no estamos solicitando cuestión diferente que honrar el contenido del fundamental artículo 31 de la Constitución de su país:

Artículo 31.- El territorio de Costa Rica será asilo para todo perseguido por razones políticas. Si por imperativo legal se decretare su expulsión, nunca podrá enviársele al país donde fuere perseguido.

La extradición será regulada por la ley o por los tratados internacionales y nunca procederá en casos de delitos políticos o conexos con ellos, según la calificación costarricense.

Por lo cual, solicitamos del Gobierno de la República de Costa Rica, de la manera más respetuosa,

SE SIRVA NEGAR LA SOLICITUD DE ASILO POLÍTICO IMPETRADA POR EL PROCESADO MARIO URIBE ESCOBAR.

De usted,

Atentamente,

ORGANIZACIONES COMITÉ DE IMPULSO

MOVIMIENTO NACIONAL DE VÍCTIMAS DE CRÍMENES DE ESTADO

Referencias:

CIDH, “El Asilo y su relación con los crímenes internacionales ”. 20 de octubre de 2000 . OEA/Ser./L/V/II.111, Doc. 20 Rev., en Informe Anual de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos 2000, Washington . OEA, 16 abril 2001.

Más razones para el NO asilo a Mario Uribe: www.movimientodevictimas.org

1 comment abril 22nd, 2008

¿Y si los amenazados fueran los periodistas del Washington Post?

“Dios no lo quiera”, como dicen las señoras. El caso es que Tom Malinowski, director de promoción en Washington de la estadounidense Human Rights Watch, pregunta si el Washington Post opinaría lo que opina sobre los avances en derechos humanos que publicita el gobierno colombiano, si paramilitares aliados con el gobierno estadounidense estuvieran amenazando a los periodistas del Post. El símil no está nada mal, así que traduje el breve comentario de Malinowski.


No desestimen las matanzas en Colombia

Por Tom Malinowski

(10 de abril de 2008) Si escuadrones de la muerte con vínculos con el gobierno de los EE.UU. estuvieran amenazando de muerte a periodistas del Post, dudo de que el Post estuviera desestimando el problema con el argumento de que la tasa de periodistas asesinados es menor que la del Distrito de Washington.

Sin embargo, eso es exactamente lo que hizo el Post al desestimar los asesinatos de activistas sindicales por parte de paramilitares en Colombia, sobre la base de que los sindicalistas tienen menos probabilidades de ser asesinados que el ciudadano común ["The Sin of Speaking Truth," ("El Pecado de Decir la Verdad"), editorial del 8 de abril].

Por supuesto, la tasa de asesinatos en Colombia – un país en conflicto – es alta. Pero cuando se mata a miembros de sindicatos por ejercer los derechos fundamentales, eso no es apenas otra manifestación de violencia, es una amenaza a la propia democracia colombiana.

El editorial también dijo que era una “grave calumnia” la afirmación de que la administración del Presidente colombiano Álvaro Uribe está bajo sospecha de apoyar a los paramilitares responsables de esos asesinatos. Pero la propia Corte Suprema de Justicia y el fiscal general están investigando a decenas de legisladores y funcionarios cercanos al Sr. Uribe, incluido su ex jefe de inteligencia, por supuesta colaboración con los asesinos paramilitares.

El Sr. Uribe merece crédito por enfrentar a la izquierda violenta. Pero el Congreso tiene razón en demorar la aprobación de un acuerdo de libre comercio con Colombia, hasta que el Sr. Uribe haga otro tanto con la derecha violenta.

Más información sobre derechos humanos en Colombia:

http://hrw.org/doc?t=americas&c=colomb

 

1 comment abril 10th, 2008

Las víctimas informan sobre “Macaco” a fiscal de la CPI

En carta al fiscal de la Corte Penal Internacional, Luis Moreno-Ocampo, fechada hoy, el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado, Movice, deja constancia de que la extradición de alias “Macaco” dejará en la impunidad los múltiples crímenes de lesa humanidad que se le achacan a este narcotraficante y jefe de los paramilitares que actúan, entre otros, en el departamento del Putumayo.

El Movice ya interpuso una tutela contra la extradición de “Macaco”, que busca que éste “responda ante la justicia ordinaria en Colombia por los miles de crímenes cometidos, revele la identidad de sus jefes y cómplices, sea condenado, y cumpla con su deber de reparación a las víctimas”.

Esta es la carta:    

 

Estimado señor fiscal:

 

El Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado le envía un cordial saludo.

La presente carta abierta tiene por finalidad informarle los siguientes hechos ocurridos en Colombia:

 

1. El 2 de abril de 2008, la Corte Suprema de Justicia emitió un concepto favorable a la solicitud de extradición a Estados Unidos por delitos de narcotráfico del señor Carlos Mario Jiménez, alias ‘Macaco’, jefe del grupo paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, y quien se sometió a la Ley de Justicia y Paz (Ley 975 de 2005). La semana pasada, el Gobierno Nacional autorizó esta extradición. Carlos Mario Jiménez es uno de los más poderosos jefes paramilitares. Bajo su mando actuaron cerca de 7.000 hombres en diez departamentos del país, integrantes del llamado ‘Bloque Central Bolívar’. Tan solo en una de esas zonas, el departamento de Putumayo, la fiscalía colombiana estima que existen más de 3.000 fosas comunes en las que se hayan enterrados los cuerpos de una parte de las miles de víctimas de alias ‘Macaco’. Además de tener un vasto control territorial, el poder de este jefe paramilitar abarca una inmensa riqueza erigida sobre la administración del narcotráfico, la propiedad de minas de oro, cultivos de palma de aceite, enormes extensiones de tierra usurpadas a los campesinos, y el lavado de activos.

2. Uno de los argumentos del Gobierno Nacional para autorizar esta extradición es que a pesar de estar en la cárcel y de haber supuestamente contribuido a desmovilizar las estructuras bajo su mando, el señor Jiménez continuó delinquiendo desde la prisión, y varios de sus grupos paramilitares han seguido actuando con otros nombres. No obstante, como se sabe, al incumplir los requisitos previstos en la Ley 975 de 2005, este jefe paramilitar debió perder los beneficios que le concede esta norma, y haber sido puesto a disposición de la justicia ordinaria.

3. Ante la ejecución inminente de la orden de extradición mencionada, el  Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado interpuso una acción de tutela solicitando la suspensión temporal de esta medida, con el fin de asegurar que antes de la extradición, el ex jefe paramilitar responda ante la justicia ordinaria en Colombia por los miles de crímenes cometidos, revele la identidad de sus jefes y cómplices, sea condenado, y cumpla con su deber de reparación a las víctimas.

4. El 9 de abril de 2008, en una declaración pública, el procurador general de la Nación, Edgardo Maya Villazón, expresó que respalda plenamente a las víctimas y las acompaña en su reclamación para que el Gobierno suspenda el proceso de extradición del comandante paramilitar y primero se surtan los procedimientos judiciales en Colombia tendientes a satisfacer los derechos a la verdad, la justicia y la reparación.

El Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado considera que el incumplimiento de la Ley 975 de 2005 debe generar la pérdida de beneficios y el paso a la justicia ordinaria de aquellos jefes y miembros de grupos paramilitares comprometidos en crímenes contra la humanidad. Tomando en consideración este conjunto de hechos, queremos señalar que la extradición del señor Carlos Mario Jiménez puede dar lugar a una abierta violación de los derechos a la verdad, la justicia y la reparación de miles de personas en Colombia, y una situación de impunidad de crímenes contra la humanidad contemplados en el Estatuto de Roma que rige la Corte Penal Internacional. Igualmente, queremos recordar que existen fuertes indicios de que el jefe paramilitar Carlos Mario Jiménez siguió ejecutando tales crímenes después de haberse desmovilizado, y que algunos de ellos los habría cometido en el período en que ha sido vigente el Estatuto de Roma para Colombia.

Sabemos, señor fiscal, que Usted viene haciendo un atento y detallado seguimiento a la forma en que se aplica la Ley de Justicia y Paz, así como de todas aquellas situaciones que pueden relevar de su competencia en nuestro país. Le enviamos esta información con el fin de que quede constancia escrita de estos hechos y para que haga parte de la documentación que Usted tiene sobre Colombia.

 

Atentamente,

 

Iván Cepeda                       Alirio Uribe                                     Jairo Ramírez

Comité de Impulso
Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado

 

1 comment abril 10th, 2008

“Vuestra sombra será la luz de nuestra marcha”

Así dijo Jorge Eliécer Gaitán a las víctimas de la matanza cuando reclamó, al pie de 20 tumbas frescas, el fin del asesinato como arma política. Eso fue a comienzos de 1948, semanas antes de su propia inmolación el 9 de abril hace 60 años.

Miguel Torres, el talentoso y riguroso hombre de Teatro, propone la creación de una comisión internacional de esclarecimiento por el crimen de Gaitán, que desde entonces convirtió los ríos colombianos en mortajas.

La guerra, iniciada en 1946 mediante ataques a la población civil por parte de lo que hoy llamamos grupos paramilitares de ultraderecha, cuesta 6,5 por ciento del producto interno bruto nacional.

El año pasado, 305.966 personas fueron desplazadas a la fuerza, según la Consejería para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes).

Add comment abril 10th, 2008

Por qué diablos es que trabajan los periodistas en Colombia

Qué bárbaro mi colega y amigo Eduardo Márquez, presidente de la Federación Colombiana de Periodistas (Fecolper). Contó en un congreso mundial en Belfast cómo es que vive buena parte de los periodistas en Colombia.

¿Creen ustedes que algún medio colombiano, después de esto, le va a volver a dar trabajo a Eduardo, por cierto gran periodista?

A través de su labor de capacitación en la asociación profesional Medios para la Paz (MPP),  Eduardo descubrió hacia el año 2000 que, por ejemplo, los empresarios de radio y televisión –fuera de Bogotá- no pagan salarios a sus periodistas; ni honorarios; les arriendan “espacios”, que éstos deben financiar consiguiendo publicidad.

“Entre las balas de la intolerancia y la realidad del desempleo”, tituló Eduardo gráficamente su capítulo en el libro “Las trampas de la guerra – Periodismo y conflicto”  , que editó MPP en Bogotá en julio de 2001, escrito por varios talleristas de esa asociación a la que pertenezco.

Ahí sí dan ganas de estar de acuerdo con el presidente colombiano Álvaro Uribe: derecha e izquierda no existen, dice él. Yo agrego: lo que existe es “arriba” y “abajo”.

Eduardo, apoyado por la Federación Internacional de Periodistas y por MPP, logró impulsar la creación de Fecolper en mayo de 2007. Aquí el despacho desde Belfast, distribuido por la RedCaribe de Periodistas:

 

FECOLPER y Ceso-FIP explican en el Reino Unido lamentables condiciones laborales de los periodistas colombianos

 

08/04/2008

 

“El dinero que los colombianos pagan en impuestos se utiliza para extorsionar a buena parte de los periodistas con la publicidad estatal, acabar su independencia, degradar la calidad de la información, desinformar a los ciudadanos y, por lo tanto, debilitar aún más a nuestra frágil democracia”, dijo el presidente de la Federación Colombiana de Periodistas y director del Centro de Solidaridad de la Federación Internacional de Periodistas, Eduardo Márquez, durante su intervención en el Congreso 101 de la Unión Nacional de Periodistas de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, que concluyó en Belfast el domingo pasado.

El dirigente gremial explicó que esta situación es padecida por la mayoría de periodistas que trabajan en radio y televisión fuera de la capital, Bogotá, “pues los empresarios de los medios no pagan salarios -como exige la ley-, ni siquiera honorarios, sino con un arbitrario derecho a vender publicidad;  y, como si fuera poco, arriendan los espacios informativos o de opinión, de tal manera que los periodistas colombianos son los únicos profesionales del mundo que deben pagar para  poder trabajar”.

Márquez dijo que es casi una norma remunerar a los corresponsales de los grandes medios de comunicación por nota publicada o emitida, pero exigiendo un compromiso de 24 horas. “Como generalmente estos ingresos suelen ser insuficientes –puntualizó-, los corresponsales trabajan en medios locales donde deben mendigar publicidad para llevar el pan a sus casas. Ahí termina la libertad para el ejercicio del periodismo en nuestro país y el derecho de los colombianos a una información veraz y equilibrada”.

Detalló cómo esta degradación laboral se produce en medio de un ambiente político y militar sumamente hostil, en el que paramilitares de extrema derecha –parcialmente desmovilizados-, guerrillas de extrema izquierda, narcotraficantes y funcionarios corruptos amenazan de muerte y disparan contra los periodistas que ponen en evidencia sus atropellos contra la población civil, la complicidad de miembros de los organismos de seguridad del Estado o el desvío de recursos del erario público.

Recordó que desde 1989, cerca de 140 periodistas han sido asesinados, en la mayor parte de los casos, por razones de su trabajo informativo.

Una exposición similar hizo Márquez, en compañía de la periodista de Ceso-FIP, Karen Cepeda, a un grupo de parlamentarios de distintos partidos que trabajan, con la Unión de Periodistas de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, temas relativos a la libertad de prensa y derechos sindicales, el pasado martes, en la sede del Parlamento.

Ellos expresaron su sorpresa ante el panorama descrito y se comprometieron con una campaña a favor de la libertad de expresión que recoja las principales reivindicaciones de los informadores colombianos, coordinada con FECOLPER a través de la organización inglesa de periodistas.

Reporteros de agencias de prensa, y medios ingleses, irlandeses y españoles reunidos con los dos delegados se han solidarizado con los colegas colombianos, al igual que dirigentes de organizaciones civiles que, siempre, coinciden en preguntar: “Con esa condiciones tan degradantes y peligrosas  ¿por qué trabajan los periodistas en Colombia?”. Y la respuesta que siempre escucharon fue: “¡Por pasión!”.

Federación Colombiana de Periodistas, FECOLPER

FECOLPER representa a más de 1.000 periodistas en 18 departamentos de Colombia

Centro de Solidaridad de la Federación Internacional de Periodistas, Ceso-FIP

La FIP representa a más de 600 mil periodistas en 120 países

 

6 comments abril 8th, 2008

Se metió Carter

Titula El Tiempo una noticia en su edición dominical: “¿Y como para qué llamará Jimmy Carter a Uribe?”

El ex presidente estadounidense ha llamado telefónicamente tres veces a Álvaro Uribe en los últimos 10 días; Carter “es partidario del acuerdo humanitario y de apoyar el proceso de paz en Colombia”, dice la brevísima información con tan inusual título.     

Add comment abril 6th, 2008

El odio de Uribe

Con su odio obsesivo a las FARC, el presidente Álvaro Uribe “es quien más importancia les ha concedido y quien mayor protagonismo les ha dado en toda la historia de Colombia”, registra con asombro el escritor colombiano William Ospina en una carta circulada en la RedCaribe de Periodistas. Extractos.

“Ningún gobernante colombiano como Uribe se ha propuesto de un modo más decidido y persistente la aniquilación de la guerrilla, y sobre todo su reducción a lo irrisorio. Uribe ha querido demostrar que no son ningún ejército insurgente sino una pequeña y despreciable banda de delincuentes sin el menor contenido político.

“Lo más asombroso para quien contemple hoy el panorama, es descubrir que ese hombre que se proponía ningunear a ese ejército insurgente, a esa guerrilla que ha cometido tantos crímenes y que tiene tan pocas propuestas para la sociedad, en realidad es quien más importancia les ha concedido y quien mayor protagonismo les ha dado en toda la historia de Colombia.

“Borges decía que nadie sabe quién es, que nadie sabe cuál es el papel que ha venido a jugar en el mundo. Saulo de Tarso, el perseguidor de cristianos, se creía su principal enemigo, y en realidad fue el fundador del cristianismo. Es es decir, sólo se odia tanto algo, si se le concede la mayor importancia. Sólo se dedica la vida entera a destruir a un enemigo si se piensa que no hay en el mundo nada más importante que él. Por eso decía Kafka: ‘De tu verdadero enemigo te llega una energía incontenible’.

“Creo que Uribe, paradójicamente, pasará a la historia como el hombre que convirtió a las FARC en un ejército revolucionario de dimensión latinoamericana. Si uno quisiera acabar con las FARC, que es lo que habría que hacer, negociaría con ellas, haría la reforma agraria que la sociedad colombiana requiere, salvaría a las instituciones colombianas, mejorándolas un poco, y la guerrilla local se diluiría en el mar de la sociedad como ocurrió con el M-19 y otras fuerzas.

“Pero no, Uribe las odia, Uribe sólo acepta aniquilarlas, y considera como una vergonzosa concesión dialogar y negociar con ellas. Por ello se lanza a combatirlas a toda costa, de cualquier modo, y sin atenuantes. El resultado: ha internacionalizado la lucha de esa guerrilla. Con tal de matar a uno de sus jefes ha producido la mayor crisis de Latinoamérica en los últimos tiempos, ha llevado a Colombia por primera vez en su historia a romper relaciones simultáneamente con tres países, y parece empeñado en llevar ante la Corte Internacional un caso que no parece probable que produzca para él resultados benéficos.

“Es más: hasta hace un par de semanas la guerrilla era un fenómeno local, reducido a unos diez mil militantes. El gobierno en la ceguera de su odio está empeñado en demostrar que Chávez y Correa están aliados con ella, y no advierte que lo único que logra es ampliar la militancia de las FARC con cinco millones de chavistas y tres millones de correístas. Nadie había hecho tanto por esa guerrilla, que a mí, personalmente, me parece violadora de los derechos humanos, y sin proyecto válido para un país como Colombia en los tiempos que corren.

“Algo más: Uribe se proponía demostrar que no son una fuerza política, que no son beligerantes, pero en su ceguera insiste en afirmar que Chávez no sólo está aliado con ella sino que es, casi, su jefe. ¿A qué más beligerancia podía aspirar la guerrilla que a tener entre sus miembros o sus simpatizantes a los presidentes de dos naciones y a sus electorados?

“Si Chávez es partidario de las FARC, o como dicen los uribistas, su jefe, entonces ya las FARC tienen un carácter político indudable. Es más, tienen ya status de gobernantes en varios países. El odio ha logrado lo que nunca lograría la simpatía. O, dicho de otro modo, el que las odia les da mucho más que el que habría querido ayudarlas.

“Ahora las guerrillas son protagonistas harto visibles de la historia sudamericana, el gobierno ha recibido el rechazo y podría recibir la condena de muchos países, y nadie podría predecir para dónde van las cosas.”

12 comments abril 2nd, 2008

¿Verdugo y juez?

La Fiscalía General de la Nación, de Colombia, quiere interrogar a la estudiante mexicana Lucía Andrea Morett Álvarez, sobreviviente del ataque a Raúl Reyes y quien se recupera en el Hospital Militar de Quito. Se me pasa por la cabeza que alguien debería interrogar también al fiscal colombiano que acompañó a la fuerza pública de este país al lugar de la matanza, en territorio ecuatoriano.

Reproduzco mensaje recibido hoy, suscrito por Morett.

Relata que el grupo de la UNAM, integrado por “jóvenes que desde las vías pacíficas y legales queremos un cambio en la sociedad”, llegó al campamento “unas pocas horas antes de la barbarie”, al cual fue invitado para conocer las propuestas de paz de las FARC. Que los heridos fueron rematados por la espalda.

“Nosotros no cometimos ningún delito, ingresamos y transitamos legalmente en el Ecuador, participamos de actividades públicas y, en cambio arteramente se nos acribilló. Tan abrumadores son los hechos que el Fiscal General de esta nación me ha dicho que no hay nada en mi contra, que fui víctima y me deseaba una pronta recuperación”, expresa Morett.

Compañeras y compañeros:

Reciban un saludo sincero, bolivariano, desde una cama del Hospital Militar en Quito, Ecuador, en donde me recupero de las múltiples lesiones que sufrí a consecuencia del criminal bombardeo lanzado por el ejército colombiano a tierras del Ecuador el pasado 1 de marzo y por el cual murieron cuatro de mis mejores amigos. Me duelen muchas cosas, entre otras, que el gobierno mexicano intente con su silencio revertir la responsabilidad que, ante el mundo y la historia, tienen los autores de la masacre, para desviar la atención preguntándose qué estábamos haciendo allí, cuando además se sabe que llegamos al campamento unas pocas horas antes de la barbarie y lo hicimos en nuestra condición de civiles y estudiosos universitarios sin imaginar que íbamos a ser víctimas de una de las peores infamias cometida recientemente en América Latina, justo en un lugar al que se nos invitó para conocer las propuestas de paz.

Me duele que en un mundo lleno de comunicación, los medios y su poder tergiversen la realidad con absurdas y dolosas mentiras, y que con ellas busquen lastimar la dignidad de jóvenes que desde las vías pacíficas y legales queremos un cambio en la sociedad. Vean lo que les digo, ahora nos salen con la abominable pretensión, eso sí ampliamente difundida, “de que las autoridades colombianas nos van a interrogar”.

En qué cabeza cabe pensar que nuestro verdugo sea al mismo tiempo el juez de estos hechos y que sean además los asesinos quienes sentencien a las víctimas. Cabe destacar que existe ya un culpable confeso, a Álvaro Uribe se le debe investigar y castigar y lo mismo debe hacerse con otros autores materiales e intelectuales, a todos aquellos que nos lanzaron bombas igualitas a las que arrojaron en guerra contra Irak, para después atacar por la espalda a los heridos.

Nosotros no cometimos ningún delito, ingresamos y transitamos legalmente en el Ecuador, participamos de actividades públicas y, en cambio arteramente se nos acribilló. Tan abrumadores son los hechos que el Fiscal General de esta nación me ha dicho que no hay nada en mi contra, que fui víctima y me deseaba una pronta recuperación.

Quiero decirles desde este hermoso pueblo ecuatoriano que me ha abierto sus brazos y su solidaridad, que sé que allá en México el coraje y la dignidad también están encontrando su lugar y que son muchos los actos y las formas mediante las que se exige que este crimen de Estado no quede impune.

Gracias por estar con nosotros, con Juan, con Fernando, con Verónica, con Soren. Tengo la confianza que no estoy sola, que la gente de mi pueblo sabrá luchar y hacer justicia; que en la UNAM nuestras autoridades han condenado los crímenes y han estado a la altura de los acontecimientos para defender el derecho a pensar y actuar críticamente.

Estoy segura que muy pronto mis compañeros tendrán una lápida digna, que su muerte no será en vano ya que su semilla cayó en suelo fértil por lo que junto a ellos nacerán flores y frutos hermosos. Su voz que pretendieron apagar de una manera muy ruin se multiplicará en el grito de muchos millones por todo el planeta.

Me despido desde esta mitad del mundo fracturada por ese bombardeo cobarde. Sigo confiada en que esa América, esa Patria Grande por la que lucharon y soñaron Bolívar y Martí, muy pronto llegará. Nuestras naciones después de un largo eclipse florecerán. No hay imperio que viva eternamente.

Fraternalmente. Lucía Andrea Morett Álvarez.

Quito, Ecuador a 25 de marzo de 2008.

1 comment abril 1st, 2008


Suscríbase a este blog

Seguime en Twitter

Noticias de Colombia

IPS Noticias de América Latina

Categorias

Archivo

Nada de lo colombiano ha sido ajeno en el trabajo de Constanza Vieira para la agencia de noticias IPS. Desde las cuatro décadas de guerra civil y la acción de sus múltiples bandos armados (guerrillas, ejército, paramilitares, narcos), pasando por el acuerdo humanitario que libere a rehenes y prisioneros, el drama de los desplazados y las comunidades indígenas, el ambiente, el proceso político legal, la relación con países vecinos, la cultura. Todo eso, y más, está presente en el blog personal de esta periodista que también trabajó para Deutschlandfunk, Deutsche Welle, Water Report del Financial Times, National Public Radio y la revista colombiana
Semana, entre otros medios.