Este blog es una iniciativa de la agencia de noticias IPS y de su corresponsal en Bogotá, Constanza Vieira.

Cecilia Coicue fue asesinada

09 de Septiembre de 2016

Decenas de miles de campesinos fundaron Marcha Patriótica en 20 de julio de 2010. Foto tomada de ColombiaInforma.infoCecilia Coicue, de 62 años, fue apuñaleada el martes 6 de septiembre cuando iba al ojo de agua de su finca. Estaba lavando ropa y la manguera se quedó sin presión. Sus hijos la encontraron al día siguiente, al atardecer. El 9 de septiembre, el Ministerio de Defensa dijo que fue por una pelea familiar o de vecinos, pero no presenta evidencia alguna que sea resultado de investigaciones.

La muerte de Cecilia Coicue causó un estremecimiento de estupor porque en su finca quedará uno de los seis Puntos Transitorios de Normalización de las FARC, donde se establecerán campamentos de cuatro hectáreas, dentro de los protocolos para que los guerrilleros cumplan el proceso de desmovilizarse y dejar las armas. Estos Puntos Transitorios se complementan con más de una veintena de Zonas Veredales Transitorias de Normalización, de mayor tamaño.

De 72 hectáreas, la finca de Coicue fue escogida por los equipos tripartitos (Consejo de Seguridad de la ONU, gobierno y FARC) establecidos en la negociación de paz que culminó el 24 de agosto en La Habana. Queda en la vereda La Cominera, municipio de Corinto, región indígena del montañoso Norte del Cauca.

Esto me recordó a los primeros muertos de la Unión Patriótica (UP).

Según relata la lideresa de la UP Imelda Daza en El Baile Rojo, libro y documental del realizador Yezid Campos, los primeros asesinados de la UP fueron los campesinos que alojaron, en dos casas en la Sierra Nevada de Santa Marta, a los comandantes de las FARC de esa región. Estos guerrilleros estaban bajando hacia Valledupar, precisamente, en cumplimiento de los acuerdos de paz con el gobierno de Belisario Betancur. Iban a la reunión de creación de la Unión Patriótica-capítulo Cesar, en casa de la periodista y gestora cultural Consuelo Araujonoguera.

A Consuelo la había llamado por teléfono el presidente Betancur:

-Mijita, ayúdeme allá en el Cesar con la creación de ese partido que negociamos para que las FARC hagan la paz.

Consuelo invitó a su casa a un numeroso grupo de personas de distintos sectores para la fundación de la Unión Patriótica, capítulo Cesar. Entre ellos estaban la economista Imelda Daza y su copartidario, el banquero Ricardo Palmera, ambos militantes del grupo galanista Causa Común.

Causa Común andaba en ese entonces suelto de madrina. Luis Carlos Galán había nombrado como coordinador departamental en el Cesar a alguien que a ellos no les apetecía. En la reunión de creación de la UP en Valledupar, los de Causa Común oyeron los argumentos de los guerrilleros y terminaron entusiasmados con los postulados del nuevo partido, la Unión Patriótica, así que adhirieron.

-La Unión Patriótica se creó en la sala de mi casa en Valledupar -me dijo un 9 de Febrero (Día nacional del periodista), Edgardo Maya Villazón.

Para mi encuentro de entonces con el jurista Maya, a la sazón Procurador General, habían pasado más años de guerra y Consuelo Araujonoguera, su mujer, había sido muerta en un intento de las FARC de tomarla como rehén. Parte de la familia de Consuelo, que se sepa hermano y sobrinos, dieron permiso de emprender una operación de rescate, y la periodista y exministra de Cultura pereció, no se sabe muy bien si por gatillo guerrillero, policial o militar.

Un par de años después de la reunión en la sala de la casa del matrimonio Maya Araujonoguera, y para salvar la vida, Palmera se metió a las FARC y Daza se exilió. Daza regresó solo hace un par de años y es una incansable líder política de la UP y por el SÍ en el plebiscito que votará el 2 de octubre el Acuerdo de La Habana para poner fin a la guerra con las FARC.

Palmera adoptó el nombre de guerra de Simón Trinidad. Desde 2004 está preso en EEUU, condenado a 60 años por haber sido negociador en la toma de prisioneros de tres mercenarios yanquis que estaban en labores del contrainsurgente y antinarcóticos Plan Colombia. Nunca pudieron probarle los cargos que le hicieron por narcotráfico.

Varios de los familiares de Consuelo Araújonoguera que dieron autorización para rescatarla -todos exitosos políticos- terminaron envueltos en condenas por paramilitarismo.

El miércoles 7 de septiembre el comandante del ejército, general Alberto Mejía, dio la cifra de soldados que prestarán seguridad en esos puntos y veredas: 12 mil. Son 28 batallones del ejército que se suman a mil miembros de la Marina, más 2.800 policías que no alcanzaron a garantizarle la vida a Cecilia Coicue. Para los militares, primero viene una capacitación de seis semanas en derechos humanos, derecho internacional humanitario y en el contenido del Acuerdo de La Habana. La fuerza pública estará rodeando a las FARC, pero dejará un “colchón” desmilitarizado de 1 km, verificado por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Como lideresa campesina, Coicue defendía la creación de Zonas de Reserva Campesina (ZRC), previstas en la ley desde 1994, pero a las que se oponen conservadores, terratenientes, agroindustriales, mineras y petroleras.

Las ZRC están pensadas para solucionar determinados problemas agrarios y hasta podrían ayudar a disminuir la tala de bosques, pues como estrategia busca frenar la expansión de la frontera agrícola. Sin embargo, si a los y las sin tierras no se les entregan predios obtenidas de la tala de selvas y bosques, habría que repartir las tierras que están dentro de la frontera agrícola. Y de eso no quieren ni oir hablar los grandes propietarios.

Coicue pertenecía a Fensuagro (Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria), con lo cual se convierte en una sindicalista asesinada; a la Asociación Nacional de ZRC (Anzorc) y a la Asociación de Trabajadores Campesinos de la ZRC de Corinto (Astrazonac). En su militancia política estaba integrada al movimiento campesino Marcha Patriótica y al nodo regional Proceso de Unidad Popular del Suroccidente Colombiano.

La Fiscalía General de la Nación tiene 133 casos de asesinatos de miembros de Marcha Patriótica, según el Ministerio del Interior. Dos activistas políticos han sido asesinados por semana en Colombia durante los últimos cinco años, según Justice for Colombia, organización de los sindicatos británicos y de Irlanda. Estos sindicatos europeos ven el asesinato de cualquier afiliado a Fensuagro como el asesinato de uno de sus miembros.

La Unión Patriótica exigió al gobierno tomar medidas de no repetición. Las FARC expresaron que este crimen “no es un hecho aislado” y es “una pésima señal de confianza en el desarrollo de la construcción de paz en los territorios”.

Editado el 11 de septiembre de 2016

Escrito en : Derechos Humanos,El fin justifica los medios,La guerra y la paz


Suscríbase a este blog

Entradas recientes

Archivo

Categorías

Meta

Noticias de Colombia

IPS Noticias de Amrica Latina

Categorias

Archivo

Nada de lo colombiano ha sido ajeno en el trabajo de Constanza Vieira para la agencia de noticias IPS. Desde las cuatro décadas de guerra civil y la acción de sus múltiples bandos armados (guerrillas, ejército, paramilitares, narcos), pasando por el acuerdo humanitario que libere a rehenes y prisioneros, el drama de los desplazados y las comunidades indígenas, el ambiente, el proceso político legal, la relación con países vecinos, la cultura. Todo eso, y más, está presente en el blog personal de esta periodista que también trabajó para Deutschlandfunk, Deutsche Welle, Water Report del Financial Times, National Public Radio y la revista colombiana
Semana, entre otros medios.