Este blog es una iniciativa de la agencia de noticias IPS y de su corresponsal en Bogotá, Constanza Vieira.

Carta del ELN en la presentación de la Ruta Social Común por la Paz

05 de octubre de 2012

Una importante confluencia de movimientos sociales y populares por la paz fue lanzada el jueves 4 en Bogotá: la Ruta Social Común por la Paz.

Su objetivo es hacerse oír. Construir una agenda de paz que aborde las causas de la guerra, para poner dicha agenda sobre la mesa de negociación entre el gobierno y la insurgencia.

Pero, primero que todo, piden cese al fuego bilateral, con el fin de proteger a la población civil y evitar que los diálogos gobierno-FARC, que en semana y media se instalan en Oslo, se revienten por la confrontación.

También piden que el Ejército de Liberación Nacional (ELN) participe, ya sea en este escenario o en uno propio.

En la rueda de prensa en la que se presentó la Ruta Social Común, fue distribuido un saludo del comandante del ELN. Este es su texto.

Apreciadas y apreciados señores del proceso: RUTA SOCIAL COMÚN PARA LA PAZ:

saludamos respetuosos su pronunciamiento del pasado 3 de Septiembre, a propósito del proceso de paz anunciado al país, conscientes de que las luchas y aspiraciones del pueblo van creando las condiciones que hacen posible que en nuestro país la paz, entendida como una política de transformaciones, vaya ganando y conquistando espacios en toda la sociedad.

El ELN, organización insurgente de profundas raíces populares, está convencido que la participación de la sociedad, y con ella la acción permanente de las mayorías nacionales, es VITAL en la construcción de un nuevo país en paz. Es tan vital como la presencia de la sangre en el cuerpo humano y el significado del agua en la vida de la humanidad.

Ya lo decíamos, en el editorial del Insurrección numero 337: “La pregunta que muchos nos hacemos es: ¿en qué parte de la mesa se van a sentar los otros representantes de la sociedad colombiana que deben tener voz y voto para que la mesa no quede coja y la paz trunca? Nos referimos a los trabajadores, campesinos, estudiantes, académicos, maestro, intelectuales y el resto de fuerzas vivas de la sociedad. Solo con su inclusión, la paz será posible”. El Presidente Santos acaba de afirmar que era indispensable corregir los errores cometidos en las experiencias anteriores de diálogos, ese fue uno de ellos.

Es indispensable reconocer que ni el gobierno ni la insurgencia pueden abrogarse el derecho de reemplazar la sociedad en la mesa y definir por ella. Por lo tanto expresamos la urgencia de que las organizaciones populares y sociales organicen sus agendas con sus representantes. Esta es una tarea en la que nadie puede remplazarlos y en la que sin ellos, el camino de la paz comienza equivocado.

Siempre hemos afirmado, igual que muchos otros colombianos, que la guerra que vive nuestro país, desde hace poco más de 50 años, tiene connotaciones político-sociales, que se originan en el conflicto social; en concordancia con esto, los sujetos diversos de la sociedad que padecen y son actores del conflicto social, tiene que ser partícipes activos juntos con la insurgencia y el Estado, en configurar los derroteros de la justicia social y de todos los componentes que se necesitan para transitar de un país en guerra a una Nación de equidad y de paz, es esencia de una sociedad del buen vivir y del buen gobierno.

El ELN considera que la oligarquía colombiana representada en el gobierno y fiel a su catadura de exclusión, de su sentido clasista, reducido a una cúpula minoritaria de la sociedad opulenta y satisfecha, va a obstaculizar en este proceso la participación política activa de las grandes mayorías.

Lograr la presencia de todos ustedes, sociedad y pueblo, es la clave de toda una batalla que apenas comienza y que está a la espera de poderla librar, hablando en términos de lucha política y social, que debemos hacerla juntos, aunque desde formas de lucha distintas. Y este despliegue de liderazgo desde la sociedad, también debe significar que tomen la palabra los que han sido más excluidos de la toma de decisiones en el país.

Todo el tejido social, el pujante proceso político organizativo que se va constituyendo en el país, tiene que desplegar esta bandera de la democracia y organizarse para ese ejercicio, desde los diálogos sociales, los diálogos regionales, desde la variedad de espacios públicos y la movilización, porque la llave de la paz la tiene el pueblo y la sociedad.

En esta oportunidad, la paz tiene que tener las garantías y el ambiente suficiente para que sea una certeza lograrla. Por ello compartimos que tiene que HABER UN CESE DEL FUEGO Y DE HOSTILIDADES de manera bilateral, de todas las hostilidades, no solo las referidas a las que nacen de la acción militar entre los contendientes, también las que le generan a la sociedad las malas políticas mineras, agrarias. de seguridad y otras que lesionan y afectan la vida de la población.

Nuestra concepción de paz es de una interlocución permanente con los sentimientos y aspiraciones de todo el país y de las mayorías nacionales. Sus palabras, sus invocaciones, sus padecimientos, su pensamiento va enriqueciendo las voluntades y las políticas del ELN.

NUESTRAS ASPIRACIONES Y DESTINO NO ES OTRO DIFEENTE QUE EL DESTINO Y LOS OBJETIVOS DEL MOVIMIENTO POPULAR, PUES SOMOS PARTE integral de la sociedad y del pueblo; nacimos y respiramos dentro de su vientre. ¿Por qué ha de tener la insurgencia un interés y aspiraciones distintas, si somos hijos de la injusticia, de la misma que padecemos la mayoría de colombianos y la que nos motiva el alzamiento armado?

Participar en el proceso de paz no es solo un ejercicio de reuniones y convocatorias. Es y ha sido, también, un proceso de movilización, de posicionar ideas en la mente y corazón de la sociedad y el pueblo. Es movilizarse para que los que no quieren una paz auténtica, democrática, estable y duradera, sean derrotados en sus apuestas, mediante un vigoroso movimiento ascendente de paz. La paz tiene enemigos pero tiene muchos más amigos y más fuerza.

Con sinceros afectos de compatriotas:

Colombia para los trabajadores.

Ni un paso atrás Liberación o Muerte

Desde las montañas colombianas.

Por el Comando Central del ELN.

Nicolás Rodríguez Bautista.

Septiembre 17 de 2012

Escrito en : "Proceso de paz",La guerra y la paz

Deje su comentario

You must be logged in to post a comment.

Trackback this post  |  Subscribase y reciba los comentarios via RSS


Suscríbase a este blog

Seguime en Twitter

Noticias de Colombia

IPS Noticias de América Latina

Categorias

Archivo

Nada de lo colombiano ha sido ajeno en el trabajo de Constanza Vieira para la agencia de noticias IPS. Desde las cuatro décadas de guerra civil y la acción de sus múltiples bandos armados (guerrillas, ejército, paramilitares, narcos), pasando por el acuerdo humanitario que libere a rehenes y prisioneros, el drama de los desplazados y las comunidades indígenas, el ambiente, el proceso político legal, la relación con países vecinos, la cultura. Todo eso, y más, está presente en el blog personal de esta periodista que también trabajó para Deutschlandfunk, Deutsche Welle, Water Report del Financial Times, National Public Radio y la revista colombiana
Semana, entre otros medios.